Redacción VcV

Toluca, México; 21 de septiembre de 2020. Martha Isabel Cuate Velázquez tuvo que esperar ocho años para que las autoridades del Estado de México le creyeran.

Le creyeran que Óscar García Guzmán, a quien se le conoce como el Monstruo de Toluca, había asesinado a su esposo y se había llevado a su hija, Mónica Chávez.

Le creyeran que después de secuestrarla, la había matado.

Le creyeran, a pesar de que les había dado la dirección del asesino, el número exacto de la casa en la que vivía.

Le creyeran después de que por años le dijeron que a su esposo lo había matado su propia hija, porque se había defendido de una serie de abusos sexuales.

Ahora, Martha Isabel Cuate Velázquez tiene que esperar bajo la lluvia para que en el Panteón Municipal de Toluca se le permita sepultar a su hija, porque aunque hubo una plática previa con autoridades municipales para los trámites se agilizaran, las puertas para ella están cerradas.

Mónica Chávez y su padre Tomás fueron víctimas de Óscar García Guzmán, a quien apresaron el año pasado cuando hallaron en su domicilio los cuerpos de por lo menos tres mujeres, a quienes también secuestró y asesinó. Fue el mismo Óscar García, un guardia de seguridad que trabajaba en la Central de Abastos de Toluca, que narró el asesinato de Mónica y de su padre, en una carta que el propio asesino publicó en redes sociales. Fechado el 3 de diciembre de 2019, el relato de García Guzmán, quien decía ser licenciado en psicología, se titulaba “Confesiones De Un Asesino En Serie” y la historia de Mónica era parte del Capítulo Uno, llamado “Pelea A Muerte”, y comenzaba de la siguiente manera:

“Lunes 10 de septiembre del 2012 me dirijo a la casa de Mónica desde en aquel entonces mi domicilio en villas santin al ver que salió y me ignoraba la amenace con un cuchillo, pero echo a correr entonces la ámense diciéndole que si no regresaba mataría a su familia pero no me quiso escuchar y se fue, entonces entre a su casa por la fuerza me metí por la ventana del baño por la cual si cabía y conocía la casa porque ya me había quedado a dormir ahí entonces su papa el señor Tomas Chávez me descubrió y me dijo que hacia le conteste que su hija […] me las iba a pagar el señor todavía intento disuadirme de que habláramos e me invito a sentarme en la sala pero justo cuando me dio la espalda ataque sin duda sin miedo sin compasión empezamos a pelear pero yo tenía ventaja ya que desde siempre me han gustado las artes marciales antiguas o militares y además estaba armado con un cuchillo lo apuñale repetidas ocasiones pero la adrenalina del momento lo impidió caer salió de su casa corriendo y subiendo las escaleras del patio que dan a la calle pero lo alcance antes de que llegara y lo apuñale de manera letal haciendo que este callera lo arrastre de regreso a su casa donde al parecer solo se encontraba el tenían varios perros como 11 entre ellos perros pastor alemán que me ladraban con ganas de matarme por herir a su amo pero los tenían amarrados aun así no me importo en ese entonces ya había matado a mi padre”, dice parte de esa narración.

-Un malnacido asesinó a mi esposo y se llevó a mi hija. Fui a las autoridades y no me hicieron caso, no me creyeron cuando les dije que mi hija estaba viva y que sabía dónde estaba. No me creyeron. En vez de eso me dijeron que mi hija había asesinado a mi esposo- dice Martha Isabel Cuate, a las puertas del panteón municipal de Toluca, donde hoy esperaba hacer la exhumación del cuerpo de su hija, que no pudo hacerse por faltar algunos trámites-. Esperé ocho años. Ahora les pido (a las autoridades del Panteón Municipal de Toluca) no me hagan esto. ¡Me tardé ocho años para encontrar los restos de mi hija, y ahora me hacen esto! ¿Las víctimas no tenemos derechos? ¿Solamente los asesinos? ¿Eso se vale?


La madre de Mónica señala como responsable del feminicidio a Óscar García Guzmán, y que tenía a su hija viva. A las autoridades les enseñó el domicilio, les mostró todo lo que estaba a su alcance. Ella dice que se los dio, pero no hicieron nada. También confirma que el propio García Guzmán confesó ese crimen cuando fue detenido, y que fue hasta entonces que se supo la verdad. Pero esa verdad ya la sabían las autoridades.

-Ya la sabían y se hicieron tontos. Los restos de mi hija eran los únicos que no estaban, porque él asesinó a mi esposo, en mi casa. Y se llevó a mi hija, Yo les pedí a las autoridades que fueran por él, les di la dirección de (la colonia) Sauces, donde él la tenía. Les di otra dirección de Huixquilucan, donde él se la podría haber llevado. Y no hicieron nada. El único cuerpo del que no se sabía dónde estaba era el de Mónica. Hace un año, el 29 de diciembre del año pasado lo encontramos y desde entonces estuve esperando a que me hicieran la inhumación y todos los trámites que faltaban. Y no lo hicieron sino hasta hoy.

El cuerpo de Mónica fue hallado, con apoyo de la Comisión de Búsqueda del Estado de México, en una fosa común. El cuerpo fue encontrado el primero de octubre de 2012, unos 20 días después de que Óscar García Guzmán la matara. Fue el propio asesino quien narró esa historia:

“El jueves 27 de septiembre que la asesine la torture 17 días pero no aguanto más así que la mate,, me la lleve a la casa de villas santin ubicada en Ponciano Díaz número 136 en Toluca, esa casa aún estaba deshabitada y yo lo sabía y yo tenía llaves me aproveche de la soledad que una casa propia te da, estando dentro le deje marcar a su mama hasta donde recuerdo su mama se llama Martha y su hermana Verónica y esta tenía un bebe le marco a su mama y le dijo que fuera a la casa que era urgente y esto solo lo sé yo y la ama y los más cercanos al caso porque lo busque en internet periódicos y fueron muy herméticos hasta la fecha, su mama era insistente en saber que había pasado pero le colgamos supongo la madre si fue a su casa a ver qué pasaba me hubiera gustado ver su cara cuando hallo a su esposo mutilado y con signos de una pelea a muerte donde solo el más fuerte domina y tiene el derecho a toar tu vida, tuve a Mónica 17 días más porque sé que dos días antes de mi cumpleaños la asesine a golpes la envolví en un burro a los que le llaman diablos y después ese lo metí en cajas para que pareciera algo grande lo cual el taxi me creyó llegue el municipio de Huixquilucan en la colonia el mirador frente a la gasolinera que esta del mirador a la escuela secundaria técnica número 19 José Alonzo Huetzin Apocatzin lo sé por qué yo iba en esa, y la avente a la barranca que está cruzando la calle frente a esa gasolineria me valió verga si alguien me veía en verdad estaba desquiciado en ese entonces le deje un mensaje pegado en la frente […] y eso solo lo han de saber las autoridades o las fotos del peritaje que estuvieron en la escena porque hasta donde me entere la encontraron el lunes por que por ahí pasan los chavos de la secundaria que mencione ya nunca supe si fue a dar a una fosa común o si sus familiares la encontraron pues repito ese caso jamás llego a la internet ni a periódicos estuve investigándolo como 2 años”.

El 4 de agosto de 2019 se realizaba la exhumación de los restos de Mónica, en el panteón de Huixquilucan, pero los familiares denuncian que se les ha revictimizado cuando trataron de darle sepultura a Mónica en Toluca, porque se les ha obstaculizado en la realización de trámites burocráticos y se ha presentado maltrato por parte de funcionarios.

-Ya esperé mucho tiempo y no quiero palabras. Que sean hechos. Porque a nosotros nos tratan como a delincuentes- dijo al final la madre de Mónica, mientras esperaba bajo la lluvia a que en el Panteón Municipal le autorizaran el entierro de la chica.  

Deja un comentario