Miguel Alvarado: texto. Ramsés Mercado: información e imagen. Karen Colín: diseño.

Toluca, México; 1 de diciembre de 2021

“Exigimos a Juan Rodolfo Sánchez y a Carlos Romero Ruiz el pago a transportistas de las obras realizadas para el ayuntamiento de Toluca”, dicen las mantas que cuelgan de los siete camiones de carga y de volteo que se han estacionado esta tarde en una de las vialidades más congestionadas y difíciles de Toluca, la Alfredo del Mazo, en la que es difícil de transitar en un día normal. Ante la falta de pagos, los transportistas han dicho que cerrarán la circulación de la vía.

El dinero que les debe la administración actual de Toluca asciende a tres millones de pesos por trabajos realizados en la vialidad Del Mazo y hay más de 200 transportistas afectados.

A la altura de la avenida Industria Minera, los camiones esperaron por un rato a que alguien en el ayuntamiento los atendiera y les diera respuestas positivas. Apenas hace dos días policías municipales cerraron la calle de Independencia, frente a la alcaldía de Toluca, en demanda de lo mismo. No son los únicos pero reciben la misma respuesta que todos: no hay dinero, no hay pagos, llame dentro de 10 días, sus facturas se van a pasivos.

Y así, con la mano en la cintura, la administración de Juan Rodolfo Sánchez Gómez se irá este 3 de diciembre dejando sin pagar cientos de deudas de todos los tamaños con proveedores, así como bonos y quincenas atrasadas a bomberos, personal de limpia, de Parques y Jardines y administrativos. La deuda, pero sobre todo la derrota electoral, se comió a la gestión de Sánchez Gómez, un ex panista que llegó a Morena gracias a las puertas abiertas que el operador político Higinio Martínez, un ex perredista que ahora quiere ser gobernador, implementó en el Edoméx para el presidente Andrés Manuel López Obrador.


Los pagos pendientes que los transportistas, pertenecientes al Sindicato Unido de México, exigen tienen un responsable, y mencionan a Aarón Burgos, a quien lo ubican como director de Movilidad municipal. También señalan a Carlos Romero, director general de Administración.

Los trasportistas se dirigían al centro de Toluca, pero fueron bloqueados por la policía y se desviaron hacia Alfredo del Mazo.

– ¡Qué pena!, porque este pago significa el pan diario para nosotros, que no somos los únicos. Las obras que realizamos se refieren a las calles de la ciudad como la de Manuel Buendía, que es la avenida principal de San Pablo Autopan. Nosotros acarreamos y suministramos materiales- señala uno de los manifestantes.

El adeudo con ellos se refiere a la última parte del año, cuando el municipio dejó de pagar por casi todo.

-Nosotros vivimos de esto. Hay que pagar diésel, llantas, gasolina, todo. El señor alcalde, me atrevo a decir, ya cobró lo de sus aguinaldos y su salario y se van bien contentos, pero nuestras familias ni de dónde ni cómo- refieren los afectados.

Ellos han acudido hasta seis veces al ayuntamiento pro siempre los mandan a ventanillas o funcionarios que no resuelven nada. Como ellos, dicen, vuelta y vuelta.

El caso de los transportistas es uno más para la administración morenista de Toluca, la primera de izquierda en la historia de la ciudad, pero emanada de políticos de derecha. Juan Rodolfo Sánchez perdió las elecciones que lo reelegirían para un segundo periodo ante el priista Raymundo Martínez, quien tomará posesión el día tres de diciembre.

Deja un comentario