30 mayo, 2024

El lado obscuro de la UAEMéx

El lado obscuro de la UAEMéx

Miguel Alvarado

Toluca, México; 14 de abril de 2019. La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx) enfrenta una de las peores crisis de su historia. Una confrontación interna y pugnas entre los partidos de Morena y el PRI por controlar la institución mediante reformas a la Ley Orgánica; desvíos comprobables por hasta mil 500 millones de pesos; el desmantelamiento de la Facultad de Medicina para favorecer la construcción de la Universidad de la Salud, propiedad de la familia del ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas; la persecución y hostigamiento de médicos y académicos que se opusieron a esta operación; ceses injustificados y violencia en contra de trabajadores de la propia UAEMéx; represión y sanciones para quienes buscaron contender por la Rectoría en las elecciones del 2017 y denuncias en redes sociales por acoso sexual de profesores contra alumnos configuran el escenario en una institución tradicionalmente aliada al gobierno del Estado de México y al propio PRI.

La Universidad estatal ha sobrevivido hasta ahora a la sombra de los gobiernos priistas mexiquenses, que la arroparon con presupuestos multimillonarios a cambio de anestesiar corrientes reflexivas y de conducir un programa de estudios apolítico que silencia y sesga la realidad social, y no investiga ni critica programas de gobierno o resultados ni se preocupa de formar contrapesos que cuestionen.

Sus ex rectores no sólo tienen vida académica. También han encontrado que después del cargo se abre para ellos una vía política como secretarios de Estado en las áreas de Educación y Cultura y algunos como diputados o encargados de alguna instancia. Otros pudieron fundar universidades y escuelas privadas como el caso de Carlos Mercado Tovar, quien creó la Universidad Isidro Fabela, y que ahora está relacionada con la compra ilegal de combustible a huachicoleros a través de su actual director, Carlos Mercado Galán, casado además con María del Carmen Miranda Nava, hermana del ex secretario federal de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava, compadre y operador de línea dura del ex presidente de México, Peña Nieto.

Para el 2017 la UAEMéx obtuvo 3 mil 570 millones de pesos de presupuesto, de los cuales el gobierno mexiquense aportó mil 778 y la Federación mil 792 millones de pesos. Esto representó el monto más alto en los últimos 15 años.

En el 2019 el presupuesto de la UAEMéx, con Alfredo Barrera Baca como rector, y cuya elección fue duramente criticada porque fue aspirante único, fue de 5 mil 693 millones de pesos, superior en 18 por ciento al de 2018.

Sin embargo, a pesar del imposible boquete de corrupción que se ha abierto en la UAEMéx, una imagen quedará para siempre como la más representativa del rectorado de Barrera Baca, la cual retrata la huida que el actual rector protagonizó en pleno centro de la ciudad, el 11 de abril de 2019, cuando fue increpado por inconformes contra su propuesta de Reforma Universitaria. Rescatado por ayudantes y montado a toda prisa en una moto que llegó para sacarlo de ahí, avanzó en sentido contrario sobre la avenida Morelos y en segundos se perdió entre las calles aledañas.

El derrumbe: una de las puntas del iceberg

La situación financiera de la Universidad Autónoma del Estado de México ya era desesperada en 2017, pero su insolvencia se hizo pública cuando las facturas de los proveedores se acumularon desde enero de ese año y la institución no las pudo pagar. A principios de septiembre de ese lapso, una investigación periodística de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción revelaban una trama en la que se habían desviado 7 mil 670 millones de pesos desde 11 dependencias federales y en la que participaron 8 universidades estatales, entre ellas la UAEMéx, dirigida en ese momento por Jorge Olvera García, hoy comisionado de los Derechos Humanos mexiquenses.

En esa estafa se involucró también al director general del Fondo de Fomento y Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica (FONDICT), Érick Herzaín Torres Mulhia. Otros dos funcionarios de la universidad estatal, Hugo del Pozzo Rodríguez, director de Recursos Financieros y Enrique Fitch Becerra, director de Tecnologías de la Información, habían sido encarcelados debido a su responsabilidad en el desfalco de 16 millones de pesos en contratos firmados a nombre de la UAEMéx con empresas y prestadores de servicios, a principios de año.

Otros mexiquenses implicados en la Estafa Maestra son el actual gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, quien fue director general de Banobras; el ex gobernador del Edoméx y actual presidente de la Fundación UAEMéx, Emilio Chuayffet Chemor; Janet Socorro Valero Vilchis, ex directora de la Facultad de Ciencias Políticas y secretaria de Rectoría; Gerardo Ruiz Esparza, ex secretario federal de Comunicaciones y el ya mencionado Luis Miranda Nava.

En 2018 la UAEMéx comenzó con un programa de ahorro que incluyó la suspensión de convenios publicitarios con gran parte de los medios de comunicación, entre otras medidas, pues enfrentaba pagos mensuales por 92 millones de pesos en promedio, según empleados de la Dirección de Recursos Financieros, que la colocaron en una quiebra técnica, situación que las autoridades jamás aceptaron. A la fecha, la Universidad arrastra un legajo de 7 páginas donde están inscritos los adeudos para medios locales pertenecientes a 2017 y que según la propia UAEMéx, no tienen fecha de pago.

La Reforma Universitaria

La LX Legislatura, dominada por diputados de Morena, comenzó por investigar los adeudos de la UAEMéx con el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), que alcanzaban hasta un monto de mil 521 millones 922 mil pesos por servicios de salud, aportaciones, cuotas y otros rubros hasta 2018, según datos públicos de Transparencia con folio 00293/ISSEMYM/IP/2018.

Las irregularidades habían sido detectadas por los propios empleados de la universidad desde 2016, cuando en su cheque de nómina veían reflejados los descuentos pero esa aportación no se reflejaba en el ISSEMyM. A pesar del fraude evidente, nadie denunció y la información se quedó en Rectoría. La investigación ha confrontado en lo privado a la Universidad con un sector de la Cámara. Señalamientos internos de la UAEMéx acusan al profesor Fermín Carreño, a quien se le impidió el registro para contender por la Rectoría contra Barrera Baca; y a Jaciel Montoya, otro académico disidente, de promover esas investigaciones contra la Universidad. Relacionados siempre con la izquierda y Morena, Carreño y Montoya también fueron acusados de promover una Reforma Universitaria propia, que hoy tiene a la Rectoría sumida en una crisis política interna que ha saltado a espacios públicos. 

El rector Barrera ya había promovido su propia iniciativa de Reforma Universitaria, en marzo de 2018, y el 28 de junio de ese año conseguía que el Consejo Universitario la aprobara sin ninguna cortapisa. Esa reforma propuso desde un inicio la ratificación de periodos para los cargos de rector y directores y aunque prohibía la reelección, la idea de ampliar el periodo sin convocar a elecciones estaba ahí. Esa era la figura más sobresaliente de la Reforma de Barrera, la cual no fue presentada a la Cámara de Diputados para su evaluación, y se quedó en el limbo que se proyectó tras la llegada de Andrés Manuel López Obrador. Un aliado poderoso históricamente de la UAEMéx ha sido el gobernador en turno, pero esta vez un acotado Alfredo del Mazo ni siquiera esbozó una opinión a ese respecto.

El 11 de abril de 2019 el rector Barrera tuvo que dar la cara públicamente para volver a lanzar la reforma, que implica cambios al artículo quinto y diversos apartados de la Ley Orgánica de la UAEMéx, que había propuesto meses antes. Convocó a la comunidad universitaria a una reunión pública en el estadio de CU –según él, 6 mil personas; según Protección Civil de la propia universidad, 3 mil 500- donde condenó lo que considera una intromisión a la autonomía de la institución y desde ahí marchó en comitiva hacia el centro de la ciudad para presentar su documento ante la Cámara de Diputados.

Las clases fueron suspendidas a las 10 de la mañana. Universitarios en redes sociales denunciaron acarreo de alumnos y administrativos, así como el uso del sistema de transporte Potrobús para llevar a los manifestantes al punto de reunión. Al mismo tiempo, colectivos de estudiantes se pronunciaban públicamente sobre las dos reformas y rechazaron ambas al no haber emanad de la comunidad universitaria.

La Reforma de Barrera afecta tres grandes bloques: el académico, el administrativo y el de gobierno universitario. Por lo que respecta a este último, la reforma del rector señala lo siguiente:

1.- Ampliación de 4 a 6 años del periodo del rector y de los directores a partir del siguiente mandato.

2.- Incorpora la fórmula de representación de los centros universitarios ante el Consejo Universitario.

3.- Adición de requisitos para cargos de elección.

4.- Defensoría de Derechos Universitarios.

5.- Diseño legal de la Contraloría universitaria.

En lo administrativo, se propone generar recursos propios a través de la investigación científica, la innovación y el desarrollo tecnológico.

6.- En lo académico se propone ampliar el catálogo de atribuciones.

En ese mismo acto, el rector rechazó la propuesta de Morena al considerar que el Poder Legislativo se entromete en la autonomía universitaria.

Pero, ¿qué dice la propuesta de Morena? Básicamente, que se fortalezca la democracia universitaria, dar voz y voto a todos los planteles y transparentar  y rendir cuentas sobre el uso de recursos públicos destinados a la UAEMéx. También se propone la creación de un Consejo Electoral y la dignificación de las condiciones laborales.

Esto ha generado confrontación en la Universidad y cuando Barrera regresaba a sus oficinas, después de entregar su propuesta de reforma, fue increpado por unos cien estudiantes de Humanidades, quienes lo reprendieron e insultaron.

Las posturas

La mañana del 11 de abril, el académico Jaciel Montoya denunció en conferencia pública que la Rectoría calificó como excesiva la propuesta de Morena. “En ningún momento ha habido una mesa de diálogo. El señor rector no recibe a nadie”.

Lo que se busca, dijo Montoya, es conciliar en una sola propuesta la iniciativa de Reforma Universitaria, y no se pretende quitar a Barrera Baca, a quien calificó como un rector lejano a la comunidad universitaria. Según él, en los últimos 40 años los universitarios han sido ajenos a la elección del rector. “En ningún momento se dice en nuestra propuesta de ley que la Universidad deje de ser autónoma, por el contrario, que se haga una amplia y profunda reforma política que fortalezca la autonomía a través de la auscultación. Se propone la creación de un órgano electoral que se llame Consejo Electoral Universitario, que se encargue de realizar los procesos electorales y sea autónomo”.

Criticó que Barrera, a quien –dijo- nombró en el cargo “el dedo divino del poder Ejecutivo del Estado”, denostara la reforma propuesta desde Morena. También aseguró que la represión es cotidiana y empieza por lo laboral, pues se han cancelado los contratos colectivos cambiándolos por individuales y dijo que los sindicatos son una oficina más, una extensión de la administración de la Universidad.

– No hay sindicatos autónomos. En los nuevos contratos se quitaron prestaciones como el aguinaldo, que es a 60 días y lo bajó a 40 días. Hay que hacer una revisión profunda de la relación laboral- dijo Montoya.

– Pero…

– El señor no tiene autoridad moral para dialogar con…

– Usted ha sido cuestionado por plagio por investigadores de la UAEMéx y de alguna manera por acoso. Usted habla de calidad moral… – le preguntó una reportera.

– Ese tema lo tratamos otra ocasión con mucho gusto.

El ritmo de Montoya cambió. No respondió a la pregunta que aborda una situación verídica y prefirió decir que “estamos muy preocupados por los acontecimientos del día de ayer”.

Por su lado, la Rectoría de la UAEMéx señaló en un comunicado que el proyecto de reforma es resultado del trabajo de los universitarios, de un consenso apegado a la legislación actual. “Nos asiste la razón y la vamos a defender con todos los medios que nos provee el estado de derecho”. Rechazó la violencia y evitará caer en provocaciones.

También el diputado de Morena, Maurilio Hernández, habló sobre el tema y dijo que ante la propuesta de la bancada de Morena sobre la iniciativa de reforma, hubo una reacción excesiva de las autoridades de Rectoría, “e iniciaron una campaña mediática beligerante en contra del grupo parlamentario de Morena, en contra de la propia Legislatura argumentando sin ningún fundamento que el propósito de esta Legislatura era atentar contra a la autonomía de esa universidad. Esa es la bandera en la que se han envuelto y tenemos que decirles que es una total y absoluta falsedad”. Después llamó a las partes involucradas para que serenen los ánimos.

Las propuestas de reforma universitaria serán analizadas los siguientes días por la Cámara de Diputados, y primero se buscará una sola versión que recoja lo mejor de cada una.

Tags

Cuéntaselo a todos

Noticias relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín de noticias