26 mayo, 2024

Barricada de 4 kms. en el Lerma para contener aguas

Barricada de 4 kms. en el Lerma para contener aguas

Marco Antonio Rodríguez: texto. Ramsés Mercado: imagen. Brenda Cano: diseño.

Lerma, México; 3 de agosto de 2022

Ante el temor de otro desbordamiento, autoridades municipales de Lerma en colaboración con CAEM, Conagua y Sedena realizan trabajos de desazolve y delimitación del río Lerma, esto último con costales. Hasta el momento el agua se encuentra rebasada de su capacidad habitual por unos 50 centímetros; no obstante, las lluvias de los últimos días podrían provocar que esta salga hacia comunidades aledañas, como generalmente sucede, año tras año.

Al momento se ha registrado el daño de 125 viviendas a consecuencia de las lluvias en ese municipio, pero se prevé que con esta medida preventiva la cifra disminuya considerablemente. A decir de autoridades municipales, tres barrios, el de La Concepción y el de Guadalupe son los que mayores afectaciones podría registrar en caso de no tomar medidas anticipadas.

Son 31 calles y cerca de 800 familias las que tendrían también daños considerables. Los pronósticos de Protección Civil señalan que seguirá lloviendo en el valle de Toluca porque hay un número importante de ciclones que vienen en las próximas semanas. Se prevé que las aguas que penetren a las colonias sean desviadas al río Viejo o directamente al Lerma, aunque este último rebasará en algún momento los niveles adecuados.

Tres inundaciones recientes afectaron a 125 viviendas, las cuales fueron atendidas por un nuevo grupo de rescate llamado Axólotl, que en coordinación con el Tláloc ha mapeado las regiones o zonas en peligro. Protección Civil ha entregado apoyos y ha realizado labores de limpieza.


De acuerdo con el ayuntamiento, algunas obras que se realizan actualmente deberían reducir los riesgos de inundaciones, como el cárcamo que se practica entre Tollocan y Juárez, en aquel municipio, el cual desahogaría el agua de las lluvias. Dos “bocas de tormenta” complementan esta obra.

Agosto y septiembre son, tradicionalmente, los meses más duros en cuanto a inundaciones y lluvias para una zona urbana que se instaló a la vera de uno de los ríos más grandes de México. El Lerma, en la frontera de Toluca, San Mateo Atenco y justamente el Lerma, forma lagunas y ciénegas con agua que también se recoge del cercano Nevado de Toluca. Cada año, los tres municipios realizan obras para impedir las inundaciones, pero muy pocas funcionan adecuadamente.

Trabajos de desazolve se han realizado a lo largo de los 7 kilómetros, aunque faltan algunas regiones como el tramo San Mateo-Metepec, que se encuentra en espera de un dictamen que permita liberar recursos.

Los militares tratan de colocar 5 mil costales en las orillas del Lerma, aunque no se sabe cuántos se necesitarán para los 4 kilómetros que son. La meta, dicen las autoridades, es encostalar desde el barrio de San Pedrito, la Concepción, Guadalupe y toda la ladera del río. Esta zona se encuentra bajo monitoreo permanente.

El municipio señala que se tienen listos algunos refugios que se usarán en caso de que se necesiten y más de 200 funcionarios municipales están listos para entrar en acción.

Tags

Cuéntaselo a todos

Noticias relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín de noticias