18 abril, 2024

“Necesitan armas para defenderse”: padre de policía asesinado

“Necesitan armas para defenderse”: padre de policía asesinado

Miguel Alvarado: texto. Ramsés Mercado: imagen e información.

Tenango, México; 18 de marzo de 2023

“Que los agresores de mi hijo y de los compañeros caídos sean castigados como lo marca la ley”, dice Artemio Alva López, padre del policía Alejandro Alva, ejecutado por una banda de secuestradores en Tenango del Valle, en el Estado de México, y parte de los tres agentes que fueron ultimados durante una persecución que se extendió por San Antonio la Isla y terminó en la Ciudad de México, en un enfrentamiento a balazos que le costó la vida a otro oficial, antes de que siete plagiarios pudieran por fin ser detenidos, el 16 de marzo pasado.

En esa cacería se liberaron además a cuatro secuestrados, a quienes sus captores iban cortando las falanges para presionar a las familias y cobrar rescates.

Hoy, en Tenango, la policía municipal despidió a los policías asesinados.

“Mi hijo tenía 24 años trabajando en la corporación. Dejó dos hijos, pero él me contaba que la mafia estaba muy fuerte, muy dura en todas partes. Ellos cobran por dejarnos vivir, casi, casi. Lo que ellos quieren es ser dueños de todo”, comenta el padre, que observa a los policías formados en la plaza de Tenango, mientras además se realiza la ceremonia de despedida de René Díaz, otro de los ejecutados aquel día.

El padre refiere que su hijo siempre quiso ser policía. Tiene otros dos hijos, entre ellos una mujer, que son policías municipales. Y reclama que las armas de los criminales sean tan poderosas que los policías no tienen oportunidad de defensa alguna.

Poe su lado, el hermano del agente René Díaz apunta que está agradecido con quienes capturaron a los asesinos de su hermano, que los siguieron y pudieron detenerlos. “Espero que no se queden impunes, porque fueron asesinados cobardemente, porque así es esa gente, festejan cuando matan a un policía. Yo también soy policía, René era mi hermano el más chico”, dice, mientras llora y recuerda que en su familia eran nueve hermanos. René llevaba 21 años trabajando y dejó un niño de diez años.

La tragedia de los policías también ratifica que la escalada del crimen organizado en la región ha conseguido rebasar cualquier acción inhibidora de las autoridades.


Por el lado del crimen organizado, las bandas de secuestradores han encontrado una zona en la que pueden operar sin dificultades, pero además la presencia de cárteles como el de la Familia Michoacana y el de Jalisco Nueva Generación han cambiado todo.

“El comandante Bustos fue alertado, la noche de su asesinato, de una agresión contra una mujer. Acudió a la escena y decidió implementar un operativo en busca del auto en el que iban los agresores. Pero los encuentran de frente y esa ahí donde se da la primera agresión”, dice el director de Seguridad Pública de Tenango, Óscar Ignacio Trejo González, quien afirma que los agresores huyeron hacia San Antonio la Isla, un municipio muy cercano a Tenango, donde tenían una casa de seguridad. Pero una búsqueda apoyada por el C5 del Estado de México dio con el paradero de los criminales.

Respecto a la presencia del narco, aceptó que hay presencia de algunos grupos, y que hay algunas detenciones. No quiso confirmar que se trate de la Familia o de los Jalisco Nueva Generación porque “eso le toca a las autoridades involucradas en esos rubros”. La Fiscalía del Estado de México ha dicho que estos municipios están en disputa entre los cárteles mencionados, y señala que el Estado de México se encuentra ocupado en casi la mitad de su territorio por esas y otras organizaciones.

La policía municipal de Tenango cuenta con 117 elementos y un C2, así como grupos tácticos.

Tags

Cuéntaselo a todos

Noticias relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín de noticias