24 mayo, 2024

Levantan directivos muro de silencio ante ataque sexual

Levantan directivos muro de silencio ante ataque sexual

Brenda Cano: diseño. Miguel Alvarado: texto. Ramsés Mercado: información e imagen.

Toluca, México; 25 de octubre de 2022

Un caso de abuso sexual fue denunciado en la escuela primaria Mariana R. Lazarín, ubicada en Toluca, en contra de una alumna de tercer año. Esta agresión fue cometida por un alumno de esa institución, y quien de acuerdo con padres de familia, desde primer año fue identificado como agresor.

-Sin embargo, los directores de la escuela dicen que lo único que van a hacer es someterlo a una terapia, pero si yo hubiera sabido que hay un niño así, yo no meto a mi niño a la escuela. No sabemos si hay una denuncia, pero lo que sí pasó es que muchos de los padres ya no enviaron a los niños a las clases.

La niña afectada, confirman, estudia el quinto año, lo mismo que el agresor. Son compañeros de aula. Esa agresión se dio en uno de los baños de la escuela. Los padres denuncian que la escuela no ha actuado debidamente contra el niño agresor porque su madre es la presidenta de la Sociedad de Padres, y que por eso se trata de encubrir el tema.

Los padres señalan que también en la escuela se presentan casos de agresiones físicas por parte del niño imputado, las cuales no han recibido ni siquiera amonestaciones. Éste, sin embargo, es el primer caso de agresión sexual que en los últimos tres años se ha conocido en la escuela. La directora de la primaria, la maestra Clemencia Vilchis, no ha resuelto este caso.


La tía de la niña agredida relata que el viernes su sobrina regresó de clases muy triste. Fue uno de sus compañeros, con el que iba caminando cerca de las puertas de la escuela, quien la animó para que le contara a su familiar lo sucedido. Al final, fue el niño quien relató los hechos.

La niña por fin se animó a hablar y dijo que un compañero de su salón le había levantado la falda y le habían tocado el cuerpo y partes íntimas.

-El maestro nunca me mandó a traer, ni la subdirectora y menos la directora. El maestro se comportó como si no pasara nada. Luego, las directivas ni siquiera me atendieron adentro de la escuela. El lunes volvimos a venir, pero la directora no fue a laborar por motivos personales. Luego, la supervisora de la zona escolar acudió para levantar supuestamente un oficio. Se le pidió que expulsaran al niño dada la gravedad del asunto, pero ella dijo que no lo pueden expulsar porque tiene derechos, lo mismo que la agredida- recordó la tía, quien considera que la escuela protege más al niño que a la víctima.

La tía considera que las autoridades no están actuando bien en los casos de agresión, y señala que si no hay una intervención decidida, entonces muchos otros alumnos podrían salir perjudicados.

Tags

Cuéntaselo a todos

Noticias relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín de noticias