26 mayo, 2024

El mapa negro de los niños ejecutados

El mapa negro de los niños ejecutados

Miguel Alvarado

Toluca, México; 17 de diciembre de 2019. Las descripciones de las fichas del programa Infancia sin violencia están escritas en los siguientes términos:

Nombre: Edson Adrián.

Descripción: Naucalpan, Estado de México.
Fecha: 17-Octubre-2013.
Edad: 17 años.
Sexo: Masculino
Responsable: No especificado.
Tipo de muerte: agresión con disparo de armas de fuego. En lo que se perfila como una nueva venganza de presuntos mafiosos, un jovencito de tan sólo 17 años de edad fue asesinado de certero balazo en la espalda por dos delincuentes que viajaban en una motoneta y que lo sorprendieron justo en el momento en que salía de su casa.

Después viene otros datos como la fuente de la cual ha salido esa información, pero también viene un mapa interactivo que marca el lugar del suceso. Se puede consultar en la página de infanciasinviolencia.org, un proyecto impulsado por la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), el cual ha recopilado casos similares a lo largo y ancho de México.

Se trata de un registro hemerográfico de homicidios en contra de niños y adolescentes que desde 2010 realiza la Red en una población de entre 0 y 17 años. Son casos que están presuntamente ligados a acciones de la lucha del gobierno contra el crimen organizado y ha logrado focalizar 164 casos, que corren uno por uno en ese mapa:

Jonathan Alejandro, Sebastián, Alexis Ernesto son apenas tres de los nombres que aparecen, marcados con señales de distintos colores que indican algo.

Algunos casos no tienen nombre pero sí un breve y cruda descripción de cómo y dónde murió el menor. Casi todos fueron ejecutados en ataques que en muchos casos exterminaron a familias enteras, que quedaron atrapadas en enfrentamientos entre criminales y fuerzas de seguridad y armadas. A algunos otros los levantaron y no volvieron a verlos más con vida.


También hay fichas de niños sicarios, como la de Jorge Armando de 13 años, situada en Zacatecas, fechada el 28 de febrero de 2013

y que “había confesado ser el responsable de al menos diez ejecuciones y fue liberado por un juez en virtud de que aún no había cumplido los 14 años, fue asesinado y apilado junto con otros cinco cadáveres esta madrugada, a un costado de la carretera entre Morelos y Vetagrande, a unos 10 kilómetros de la capital”.

El conteo para el Estado de México incluye varios casos, como el de Zaira, de 14 años, sucedido en Ecatepec el 3 de enero de 2013, a quien ejecutaron a tiros junto con otras cinco personas, una de las cuales, Daniel Alberto, como ella, era menor de edad.

El mapa desarrollado por la organización representa el registro de la muerte por ejecuciones de la niñez y como tal es siniestro aunque necesario. La lista de muertos es larga y difícil. Otro caso mapeado en el Estado de México es el de Omar, de 16 años, quien el 16 de enero de 2013 fue apuñalado en Valle de Chalco en una jornada negra que contabilizó diez muertos.

Otro más es el de un adolescente sin nombre, de 15 años, que el 27 de febrero de 2013 fue baleado hasta morir, debido a una venganza de distribuidores de droga.

En el año 2015 el gobierno del Estado de México señalaba que la principal causa de las defunciones de niños eran las afecciones originadas en el periodo perinatal, pero las relacionadas con homicidios alcanzaban un número de 10, lo cual también era el promedio durante el sexenio del priista Eruviel Ávila.

Entre 2006 y 2012, en el sexenio de Felipe Calderón mil 969 niños fueron ejecutados, según cifras del INEGI, y entre 2007 y 2016 se contabilizaron poco más de 12 mil ejecuciones de niños y adolescentes de entre cero y 17 años. Según la UNICEF, para 2017 el 62 por ciento de los niños mexicanos había sufrido algún tipo de violencia, y para 2018 el país era primer lugar mundial en violencia y homicidios contra niños, con 30 mil casos denunciados, según datos de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia.

Tags

Cuéntaselo a todos

Noticias relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín de noticias