26 mayo, 2024

Niegan autoridades ayuda a comunidad con escuela invadida

Niegan autoridades ayuda a comunidad con escuela invadida

Brenda cano. diseño. Ramsés Mercado: información e imagen. Miguel Alvarado: texto.

Autopan, México; 31 de octubre de 2022.

Vecinos de la zona norte de Toluca denuncian despojos de propiedades e invasión de terrenos en una región que desde hace seis años se ha visto oprimida por la inseguridad. La presencia de narcomenudistas, huachicoles, secuestradores y otros delincuentes ha ido delineando un perfil de alto riesgo para comunidades como Autopan, Linares, Huichochitlán y Cuexcontitlán, entre otras. Ahora salta a la luz otra problemática.

Un hombre aprovechó que la escuela primaria Niños Héroes estaba cerrada, hace dos años, para meterse al predio en el que se ubica. Entonces, sin que ninguna autoridad lo evitara, se quedó a vivir. Eran los años de encierro de la pandemia y todo se complicó cuando los padres de familia y los vecinos de San Diego Linares se dieron cuenta. Primero, porque ninguna autoridad les hizo caso y después porque el invasor no se ha querido salir aunque la escuela ya inició actividades.

Leodegario García Archundia y sus acompañantes viven en San Diego Linares, en la complicada e insegura zona norte de Toluca. Ha acudido a ver a las autoridades ejidales de San Pablo Autopan porque alguien invadió un predio. Pero este predio también es parte del campo público de futbol y en ese mismo espacio se ubican las oficinas de la Subdelegación. Tiene dueño. No puede ser ocupado por nadie ni tampoco vendido.


Quien se ha metido así es uno de los vecinos de San Diego y las autoridades no han hecho nada para desalojarlo. La cosa, dice García, es que no hacen nada porque no tienen interés.

-Nos urge que se libere ese predio porque ahí está nuestra escuela, en la calle de Guadalupe Victoria esquina con Valle de Bravo, ahí en la comunidad de Linares. Es el 933 de acuerdo al Registro Agrario Nacional, una instancia que tampoco nos ha dado solución- reclama García Archundia, quien junto con unas 15 personas se han apostado en las oficinas ejidales portando carteles.

En épocas de pandemia, dicen, una persona sencillamente tomó posesión cuando la escuela estaba cerrada. Hay una denuncia penal ante la Fiscalía, pero la instancia les ha dicho que no proceden. Ellos han mostrado la documentación que acredita la posesión pública del predio a la comunidad. Están decididos a sacar al invasor de cualquier manera. Aún no lo confrontan, para no tener problemas con él, como se los dijeron las autoridades. Pero ya perdieron la paciencia.

-Ese terreno es de nuestros niños y queremos el predio, eso es lo que queremos. Por eso protestamos- dicen los vecinos.

En otro caso, un hombre bardeó un terreno en una comunidad de Autopan que además incluyó un canal de aguas o caño, por el que pasa el agua que los pobladores necesitan, en la calle de Lerdo.

-Ya bardeó encima del caño y cuando llueve nos inundamos. Yo tengo que cruzar tres milpas para poder salir a la calle, pero al señor las autoridades se le dan todas las prioridades. Llevo años tratando de que me escuchen y nunca he tenido ninguna ayuda- dice otra afectada por los abusivos.

La zona norte de Toluca es hoy una región semirural, pues los ejidatarios han ido vendiendo sus tierras debido a que sembrara o el pastoreo no son actividades que les permitan vivir. Aspi, poco a poco, se ha poblado de casas y empresas que silenciosamente van copando tierras y ojos de agua o estanques en detrimento del pueblo original. Así, las construcciones van emergiendo desde los campos de cultivo sin que se tenga claridad, tampoco, acerca de los límites de las propiedades.

Tags

Cuéntaselo a todos

Noticias relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín de noticias