Por José Manuel López Colín

Iván Macías: “No puedes hacer una fotografía que a la gente no lo lleve a algún punto, a algún momento, a alguna personalidad”

Colocarse entre los fotógrafos ganadores del World Press Photo está al alcance de poquísimos creadores de imagen en el mundo. “Covid-19 First Responder” le dio al fotógrafo mexicano Iván Macías el segundo lugar en la categoría de Retrato Individual en la edición de 2021, colocándolo como una referencia entre los buscadores de historias a través de un lente.

Sus fotografías muestran las huellas del equipo médico de protección sobre los rostros de los médicos que atendían pacientes en una sala Covid de algún Hospital en la Ciudad de México. Presenciar la vida y la muerte se convirtió en una experiencia que cambió el modo de ver de Iván, quien me concede una charla en los jardines del Museo Franz Mayer de la Ciudad de México, dónde se expone cada año la galería de World Press Photo. Hemos hablado sobre fotografías desde hace horas. Iván se dice documentalista así que le pregunto:

Cuando uno está detrás de la cámara y se encuentra en ese escenario. Ya sea un accidente, ya sea que presentan a alguien o ya sea como un evento gigantesco. ¿ Cómo el fotógrafo puede alejarse del evento y ser solo el documentalista?  Ya que en el que en el mismo momento eres parte porque eres audiencia, pero eres el enlace entre está sucediendo y la gente que lo verá después ¿Hasta dónde soy documentalista y hasta donde sé es parte del suceso como fotógrafo?

Yo creo que es completamente subjetivo, en términos de que hay veces que son muy fáciles de separar. Hablamos  del 15 de septiembre que igual te toca cubrirlo de una vez y te emocionas, te toca cubrir dos veces y ves cosas diferentes. Entonces toca cubrirlo 3 veces y ya es algo repetitivo, o sea, dices bueno, ya como espectador sé más o menos qué que voy a recibir, entonces ya es mucho más fácil para ti buscar esas ángulos o buscar lo que no hiciste el año pasado o hacer la fotografía para la gente que la va a ver, entonces sí, yo creo que depende mucho de la persona.

En mi caso específicamente. Yo trato de llenar un poco más la parte del fotógrafo. siempre me toca ir a los eventos, incluso cuando voy a conciertos,  ya estoy tan mentalizado en hacer fotografía que me estoy fijando cómo puedo hacer imagen, aunque no vaya a hacer  fotografía, me voy a disfrutar el concierto.  Ya es así ¿no? Pienso que esa luz se ve muy padre…, si hiciera una foto aquí…, si trajera mi Cámara…, entonces ya estás como muy condicionado por tu chamba, es con lo que trabajas, Yo creo que sí depende del contexto, también si te vas a marchas, pues es primero tu seguridad o,  zonas de guerra, que llega a ser mucho más complicado, te puedes encontrar escenas muy duras, pues ¿qué hago? Hasta dónde puedo llegar como espectador.

Platicaba con Daniel Aguilar sobre algunas fotos que ha tomado y de cómo él hace para separar completamente la parte fotográfica de  la parte personal y él decía que él así trabajaba, “tengo que ser completamente profesional, no me puede pegar personalmente lo que estoy haciendo”. Tiene fotos donde están linchando gente.  Y yo le preguntaba, porque me costó mucho trabajo en los hospitales porque ves gente fallecer y te pega emocionalmente. ¿Cómo le haces tú para ese tipo de cosas? Y él me decía, es que es lo mismo, tienes que aprender que esto es tu chamba,  qué de esto vives, esto tienes que comunicarlo. Entonces tienes que separarlo, tienes que tratar de separarlo. Muchas veces y más cuando estás empezando es difícil, pero una vez que ya tienes tu forma, ya es relativamente sencillo, ya lo vas visualizando , y es lo que a mi me pasó, ya lo pienso  cómo lo voy a publicar, sea un evento, aunque sea personal, muchas veces ya lo pienso y digo: Bueno, si hago esto o aquello es mejor.

¿Cómo encajas tu visión o tu ojo, tus propios criterios personales en lo que entra la ética, tu cultura visual a esos criterios editoriales que se tienen para poder generar una imagen publicable?

Desde la experiencia, porque bueno, primero que nada, yo creo que es importante tener como un background, o experiencia previa que te ayuda a generar tu propio ojo, o sea que vas teniendo ya tus propias formas de ver las cosas y es lo bonito de la fotografía. Puedes estar en un evento en un mismo lugar y vas  a traer fotografías completamente diferentes que te van a decir cosas completamente diferentes porque las personas se están fijando en  detalles que quizá tú no estás viendo…  Regreso al 15 de septiembre, igual alguien están viendo lo que acaba de pasar. Esta viendo la marcha, como están pasando, o esta viendo los fuegos artificiales, pero alguien está viendo al presidente mirando cómo están los juegos artificiales , Y alguien está viendo la masa de gente que está ahí.  todos estamos en el mismo instante, pero cada quien esta fijándose en cosas diferentes. Entonces, yo creo que depende mucho de tu experiencia previa y de qué quieres fotografiar, es lo que puedes lograr dentro de  la fotografía y también la parte ética. Yo creo que depende mucho de hacia  dónde vayas,  hasta dónde estás dispuesto a hacer fotografía y qué estás dispuesto a fotografiar. Hay gente que hace nota roja, yo no haría nota roja.  Quizás si es algo que sea tal que me lleve a alguna historia pero hay la foto donde destrozados y esa es la idea de la fotografía, y pues es la ética que tiene la gente para hacer fotografías.

Yo creo que es muy subjetivo, hay gente que hace fotografía política o amarillista  o nota roja y es su ética y su forma de trabajar. ¿Hasta dónde está bien y hasta dónde está mal? Yo creo que esta línea difusa, dependiendo de cada quien, de la cultura, de su forma, de su educación, incluso.

Recuerdo cuando se cayó el metro, la línea 12, que muchos fotógrafos iban por la nota roja y vas a ver ahí los muertos  y muchos compañeros se quejaban de eso ¿Por qué estás fotografiando eso? y justo ¿Qué está bien y que está mal?. Yo creo que es muy difusa esa parte. Hay gente que dice “yo estoy dispuesto a hacer esa fotografía porque es interesante esa historia, en ese momento” y otro dice que te estás aprovechando de este momento, la gente está sufriendo. Entonces ¿Qué está bien y qué está mal? Yo creo que no hay un consenso ahí, depende mucho de la subjetividad y de la cultura.

Para mí es también es difusa  esa línea, entre documentar y reportear. Tú eres más documentalista, ¿Cuál crees que sería la diferencia entre entre fotógrafo documental y un fotorreportero?

La foto periodística, lo que te tiene que dar, lo que tú tienes que notar con esa fotografía que te esté dando una información, ya sea  en el momento que estás fotografiando, ¿Qué vas a dar a conocer a los medios para que lo conozcan las personas? Lógicamente, el fotoperiodismo es parte de la fotografía documental porque estás documentando un hecho que está pasando.

Pero el fotoperiodismo se enfoca más específicamente en dar detalles: este es el momento. Es lo que está pasando. Por esto está pasando. Este es el contexto que tenemos. En la foto documental, puedes hablar de árboles, de cactus, del cielo, si quieres y no es una historia, incluso puedes inventarte una historia ficticia y la puedes trabajar sin ningún problema. Puedes modificar las fotografías, si tú lo quieres.

La foto documental abarca demasiado, puedes hacer foto documental de casi lo que quieras y una de sus vertientes es fotoperiodismo, que tiene que ser una fotografía real. Lo que está pasando en una fotografía de lo que se está viviendo en ese momento

 El valor de la fotografía, es el valor que tú le quieras dar.

El valor de la fotografía periodística es mostrar ese hecho específico, pero puede ser algo, No sé, completamente minimalista donde solo estás mostrando algo muy abstracto: Los pensamientos a través de la fotografía y la luz. Entonces es el valor que le da la fotografía es el que tú tengas. Igual a ti no te gusta el fotoperiodismo y ves tal foto y dices  que esta otra foto es una foto extraordinaria, por la  composición, o lo que quieras. O ves otra y dices :  es que está contando una historia de lo qué está pasando en este momento. Y yo creo que esta fotografía es mucho más valiosa que esta otra. Entonces, sí, yo creo que el valor de la fotografía se lo da cada persona, que es lo que te gusta o a cada sujeto que está viendo una fotografía. También va a depender de tus experiencias, tú cultura.

Puedes mostrar fotos de los camiones. Igual tú, nunca en la vida te has subido a un pesero, pero entonces no estás aquí en México, vives en otro lado, son camiones grandes y ves esa cosa. Dices ¿quién sabe qué sea?  Entonces sí depende mucho del contexto que tengas atrás y eso le da o te da a ti la experiencia o la forma para que le des valor a la fotografía que estás viendo. Y eso es lo más bonito. También porque, si no todos seríamos cómo robots ¿no? Decir: Esta  foto es la que está más padre de todas y ya nadie diría está no. Esta me gusta por esto. Entonces depende mucho de la persona.

Para terminar, ¿Cómo crees que a través de una imagen que tú creas puedes establecer un concepto? Pienso en La Barbie, quizá yo piense en el sujeto señalado como narcotraficante y tú pienses en la muñeca de juguete

Es más complicada, pues yo creo que es el trabajo del fotógrafo, Si hubieras tomado la misma foto de “la Barbie”. En otro momento, no sé,  Ahorita. Si no la conocieras en ese momento, que fue el boom, en este momento no tomas la foto, no sabes quién es, y tomas una foto posterior, nadie lo va a conocer, lo ibas a ver y te  iba a dar igual, entonces depende de los tiempos también. Es parte de la chamba de saber tomar y hacer fotografía,  que sea contemporánea que sí esté en el imaginario de las personas, No puedes hacer fotografía, que a la gente no los lleve algún punto, algún momento, alguna personalidad. Si ahorita quieres hacer fotos de Gandhi, Supón que no está muerto, Igual, ya pasó toda la fama de Gandhi, si tomas una foto de él quizá ya no tenga la misma fuerza que hubiera tenido en su momento Y eso es temporal. Pero también hay fotos que son atemporales,  que quizá la misma esencia de la fotografía pasa ahorita o pasa después, o sea, hay una fotografía del World Press Photo donde  están disparándole a un ministro. Pero ves la fotografía de las personas que está disparando y  es atemporal, puede ser ahorita, puede ser dentro de 3 años. Las personas, no. Tú, ya no vas a decir quiénes son pero el momento es reconocible. Entonces tienes que jugar con todos sus elementos, decir que si te va a funcionar, que puede generar ese concepto, que la gente lo reconozca.

Necesitas un contexto en el que estemos funcionando todos, necesitas contextos que la gente pueda reconocer, que sea una referencia temporal, una referencia de un objeto, o sea, algo que la gente reconozca,

Si la gente no reconoce esas cosas puede ser, puede pasar como una fotografía, no sé más surrealista, más de ese estilo, pero si quieres algo que la gente se emocione y pueda generar sentimiento. Hay que reconocerlo.

Deja un comentario