Marco Antonio Rodrígue

Toluca, México; 28 de septiembre de 2021. 

Con secrecía, este martes jóvenes de 12 a 17 años recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra la covid-19 en Toluca. La cita fue a las 8:30 de la mañana por la entrada a sala de prensa del Estadio Nemesio Diez, sobre la calle Felipe Villanueva.

Para algunos hacerlo costó dos mil pesos pero para otros incluso 7 mil pesos aunque no fue que pagaran el biológico, sino los trámites legales a través de abogados.

Todos en la fila, o por lo menos la mayoría, tenían algo en común: estar en contra del gobierno federal y esas sus determinaciones, a ultranza, de decidir quién sí, quién no y cuándo es que la gente puede recibir la vacuna.

A pesar de que en junio la Cofepris diera luz verde a la vacuna contra el virus de la farmacéutica Pfizer, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador dijo que los menores de edad serían el último grupo erario en la lista de prioridades, incluso sin considerar que al menos 758 menores han perdido la vida a causa del virus.

Incluso el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell se opuso categóricamente que esto sucediera argumentando que el vacunar a un menor de edad implicaba quitarle la oportunidad a un adulto que pudiera necesitarlo; empero, sólo en agosto, según la propia Secretaría de Salud de la federación, murieron 43 menores por complicaciones de la enfermedad que provoca el Sars-CoV-2.

Por eso y por más razones sus padres ellos mismos decidieron que se tenían que vacunar. Dentro de la fila, de unas cien personas, había casos de muertes y contagios por lo que el deseo era mucho mayor.

De acuerdo con la abogada Denise Cruz, quien ayudó con los trámites para cuatro niños de esa fila, el amparo lo interpuso, a través de su bufete jurídico, en julio, pero no fue sino a unos días del regreso a clases presenciales, ya en agosto, cuando lo volvieron procedente. 

Interpusieron una demanda al gobierno federal argumentando que los candidatos a la vacuna corrían riesgo de contagiarse y posiblemente morir, además de valerse del artículo cuarto constitucional alusivo a que todos los mexicanos tienen derecho a la salud. 

Sus conocimientos en la materia facilitaron por fin, luego de semanas, hacer posible su aceptación.

Además, en toda la entidad, 261 menores de 12 a 17 años de edad, fueron vacunados, lo cual dio cumplimiento a las resoluciones judiciales promovidas por padres de familia, a fin de protegerlos contra el nuevo coronavirus.

Los menores serán vacunados con Pfizer-BioNTech, ya que es el único biológico que hasta el momento ha demostrado científicamente seguridad y eficacia en personas menores de 18 años y la única autorizada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), para inmunizar contra COVID-19 a las y los adolescentes en nuestro país.

Para descartar contraindicaciones de la vacunación como puede ser la presencia de síntomas de covid-19, tales como fiebre, dolor muscular y malestar general, a cada uno de los menores inmunizados, quienes acudieron acompañado de un tutor, se les realizó toma de signos vitales y se aplicó un cuestionario.

Escucha la entrevista que le realizamos a continuación: 

https://fb.watch/8j2ps0Shhi/

Deja un comentario