Redacción VcV

Ciudad de México; 28 de noviembre de 2022

Uno de los operadores financieros de la Familia Michoacana en el Estado de México fue detenido por la Fiscalía y el ejército, en la comunidad de La Lagunilla, un municipio de Tenancingo al sur mexiquense. La detención ocurrió el 26 de noviembre pasado, como parte de las operaciones de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública y la política de Cero Impunidad del gobierno federal.

Derivado de los trabajos de inteligencia y coordinación interinstitucional se obtuvo información que en un domicilio ubicado en la La Lagunilla se ocultaba Misael “N”.

Como resultado de la planeación operativa, personal del ejército y autoridades civiles integraron una fuerza conjunta para trasladarse al inmueble en el que se tenía conocimiento que se ocultaba.

Los integrantes del ejército adoptaron un dispositivo de seguridad periférica que permitió que personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México cumplimentara una orden de aprehensión y detuviera al supuesto delincuente.

El detenido fue puesto a disposición de las autoridades competentes, con el objeto de que se ejerciten las acciones legales correspondientes. A Misael se le conocía con los alias de “Mizka” o “Pollo”, y se le acusa de extorsión. Cobraba derecho de piso a vendedores de pollo y cerveza, además de cobrar a taxistas por dejarlos trabajar.

Si bien la detención de Misael “N” representa un golpe a las organizaciones delictivas del país, en la estructura de la Familia Michoacana hay decenas de operadores financiaros diseminados por al menos cinco entidades del país dedicados a llevar las cuentas de las actividades ilícitas.


La Familia Michoacana mantiene presencia en al menos 33 de los 125 municipios del Estado de México, los cuales representan casi la mita del territorio.

Sus jefes o capos principales son Jhonny Hurtado Olascoaga, a quien se le conoce como el Fish, y Alfredo Hurtado, su hermano, a quien se le apoda el Fresa. Este último fue el responsable de una masacre en la que fueron asesinados al menos 20 personas en San Miguel Telolapan, Guerrero, en octubre de este año.

Antes y después de esa acción, el ejército intentó entrar a esa región, parte del Triángulo de la Muerte de la Tierra Caliente formada por municipios del Edoméx, Guerrero y Michoacán, pero en las dos ocasiones los accesos fueron bloqueados y las autoridades no pudieron capturar a los capos. La Guardian Nacional instaló un pequeño campamento desde el cual intenta controlar la violencia imperante en la zona desde hace por lo menos diez años, cuando la Familia Michoacana desató una guerra contra el grupo delictivo de los Tequileros y su jefe, Rayubel Jacobo de Almonte, al cual asesinaron. Los Tequileros fueron expulsados pero no se desintegraron. Este cártel tiene nexos profundos con políticos de Guerrero, lo mismo que la FM, que ha realizado alianzas con alcaldes y jefes de seguridad, que utilizan a transportistas locales como una red de halconeo que informa movimientos de autoridades y fuerzas armadas.

Actualmente, la Familia Michoacana libra una guerra, como ellos mismos la llaman, contra el Cártel de Jalisco Nueva Generación en esa zona.

Deja un comentario