Marco Antonio Rodríguez, Enrique I. Gómez y Arturo Espinosa: investigación. Karen Colín: diseño.

Toluca, México; 4 de octubre de 2022.

En el Estado de México, los gastos millonarios de publicidad tienden a esconderse: desde las oficinas estatales del Palacio de Gobierno hasta los ayuntamientos gobernados por los distintos partidos políticos.

La tónica es evitar la claridad de los montos o negar la existencia de contratos publicitarios. Es un presupuesto público que sirve para la difusión al gusto de los gobiernos, pero cuya transparencia se enreda en argumentos jurídicos, supuestas limitaciones administrativas para proporcionar los datos públicos, retiro de documentación existente en portales de transparencia y la presunta inexistencia de información.  

Esta historia inicia en la avenida Lerdo de la capital mexiquense, donde el actual gobierno estatal asegura no haber desembolsado recursos públicos para gastos publicitarios. La gestión del gobernador Alfredo del Mazo Maza comenzó el 16 de septiembre de 2017 y con ello una nueva temporada de opacidad.


Contratos inexistentes 

El 9 de agosto de 2022, vía la solicitud de información pública de folio 00020/CGCS/IP/2022, la Coordinación General de Comunicación Social del gobierno mexiquense informó que no había realizado contratos por el concepto de servicios de comunicación social, imagen, publicidad, relaciones públicas, producción audiovisual, publicidad alterna o cualquier otro tipo que sea similar, en el periodo del 16 de septiembre de 2017 al 30 de junio de 2022.

“Este sujeto obligado no ha realizado contratos por el concepto de ‘…servicios de comunicación social, imagen, publicidad, relaciones públicas, producción audiovisual, publicidad alterna o cualquier otro tipo que sea similar…’”, indica la respuesta emitida en la citada fecha.

La negativa se sustentó en el artículo 12 de la Ley estatal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, el cual determina que las autoridades sólo proporcionarán la información existente en sus archivos, pero no están obligadas a procesarla, ni presentarla conforme al interés del solicitante. Tampoco deberán realizar investigaciones, instrumentar cálculos o elaborar resúmenes. 

En la citada petición también se buscaba conocer los gastos realizados por el gobierno del Estado de México para contratar medios de comunicación, empresas o proveedores que hayan realizado los referidos servicios.

La solicitud incluyó los posibles gastos que correspondían al programa de Comunicación Pública y Fortalecimiento Informativo, además de las campañas mediáticas del gobierno mexiquense, cuyo despliegue ha sido evidente y público durante la actual administración estatal.

La inexistencia de tales datos se complementa con la incompetencia manifiesta de la Secretaría estatal de Finanzas, quien a través de la solicitud de información pública de folio 00302/SF/IP/2022, indicó que la documentación sobre gastos publicitarios podría corresponder a la referida Coordinación General de Comunicación Social de la entidad.

La actual negativa para revelar los gastos publicitarios contrasta con otra solicitud de información pública, de folio 00081/CGCS/IP/2017, presentada en noviembre de 2017 ante la citada Coordinación de Comunicación Social, cuando iniciaba la gestión del mandatario Alfredo del Mazo Maza.

Dicha petición fue similar a la presentada para conocer los gastos publicitarios del actual gobierno estatal, cuyo folio fue el 00020/CGCS/IP/2022.

La diferencia consistió en el periodo que se pedía informar. La solicitud 00081/CGCS/IP/2017 buscaba, entre otros objetivos, conocer los reportes anuales del gasto por concepto de publicidad y propaganda, en el periodo del 16 de septiembre de 2011 al 15 de septiembre de 2017, el cual correspondió a la administración del gobernador Eruviel Ávila Villegas. 

Datos que finalmente se entregaron, aunque hubo necesidad de presentar un recurso de revisión de folio 02849/INFOEM/IP/RR/2017

Incluso ante la intervención del Instituto de Acceso a la Información del estado (Infoem), la citada dependencia aceptó la consulta directa de los documentos existentes en sus archivos, los cuales consistían en alrededor de 3 mil 140 facturas y más de 15 mil hojas sin contar los soportes adicionales.


Malas cuentas 

Ahora es distinto y así terminaría la historia. Sin datos. No obstante, otra narrativa se construye con las Cuentas Públicas del gobierno mexiquense y documentos que en su momento fueron publicados por la propia administración estatal.

Un primer dato despierta inquietud. Durante la gestión del gobernador Alfredo del Mazo Maza ha ocurrido un incremento histórico en el programa de Comunicación Pública y Fortalecimiento Informativo, donde oficialmente se concentrarían las erogaciones publicitarias del gobierno estatal. 

Las respectivas Cuentas Públicas de la administración mexiquense indican que de 2017 a 2021, el gobierno de Del Mazo Maza elevó el gasto de dicho programa en 211.2 por ciento. Durante este periodo las erogaciones en este rubro crecieron de 258 millones 282 mil a 803 millones 951 mil pesos.

Este repunte resulta inédito. En las dos últimas décadas no se había presentado una variación de tal magnitud en el gasto reconocido del referido programa, lo cual incluye a los gobiernos de los gobernadores Arturo Montiel Rojas, Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas.

Con los reportes de gastos, contenidos en las Cuentas Públicas, también se puede advertir que de 2018 a 2021, el gobierno mexiquense ya erogó 2 mil 482 millones 531 mil pesos en el programa de Comunicación Pública y Fortalecimiento Informativo.

Adicionalmente para 2022, el Congreso del Estado de México le autorizó al gobierno estatal un gasto de 704 millones 434 mil pesos en el referido programa presupuestal. Dichas erogaciones aún están en proceso de ejecución y será hasta el cierre del periodo fiscal cuando se conozca si existió alguna variación. 

En esta sumatoria de los gastos de la administración delmacista no se considera al periodo del 16 de septiembre al 31 de diciembre de 2017, pues el respectivo presupuesto anual fue definido por el gobierno del exgobernador Eruviel Ávila Villegas, cuya administración ejecutó la mayor parte del gasto publicitario autorizado por la Legislatura local. 

Aún sin contar dicho periodo, las cantidades millonarias que ha destinado el gobierno de Del Mazo Maza para la “comunicación pública y fortalecimiento informativo” hacen palidecer la supuesta inexistencia de contratos publicitarios del gobierno estatal, según lo reportado en la citada respuesta a la petición de folio 00020/CGCS/IP/2022.


Una nueva contradicción 

Un segundo dato abona a la contradicción. El propio portal de Transparencia de la Coordinación General de Comunicación Social de la entidad reconocía que entre 2018 y septiembre de 2022 se habían realizado 98 procedimientos de adjudicación directa para distintas contrataciones, entre las cuales destacaban las destinadas a la difusión gubernamental o de publicidad. Resaltaba que no aparecían registros sobre licitaciones públicas para este tipo de contrataciones. 

En una revisión efectuada en septiembre de 2022, las contrataciones que este sitio digital reportaba para 2018 sumaban 93 millones 364 mil 955 pesos, que corresponden a 66 registros de adjudicaciones directas, es decir, la mayor parte de los procedimientos reportados.

Entre los pagos pactados destacaba un contrato por 10 millones de pesos con TV Azteca. También se encontraba una adquisición con AMX Contenido por 9 millones 250 mil, otro servicio con Agencia Digital por 6 millones 902 mil y uno más con Telefórmula por 5 millones 700 mil pesos. 

El tercer dato de esta historia causa desconcierto. La información no cuadra. El portal de Transparencia de la Coordinación de Comunicación Social del gobierno estatal reporta que en 2019 se instrumentaron 11 adjudicaciones directas, lo cual representó un monto de 4 millones 989 mil 407 pesos. Esta suma deriva de una revisión realizada en septiembre de 2022. 

Entre las compras pactadas vuelven a destacar los gastos publicitarios o de difusión, aunque también se incluyen compras de insumos informáticos y operativos. 

Sin embargo, hay otros datos. En una revisión efectuada en 2019 al portal de Transparencia de la Secretaría de Finanzas del gobierno estatal se identificaron 45 contratos que representaban un monto de 764 millones 710 mil 402 pesos.[1]

Todos los contratos, que habrían sido pactados para ejecutarse antes del 31 de diciembre de 2019, se pagarían bajo el esquema de «gastos de publicidad y propaganda», cuya área solicitante fue la Coordinación General de Comunicación Social, mientras la Secretaría de Finanzas de la entidad avaló cada contrato. 

De acuerdo con los documentos que aparecían en dicho sitio, los mayores contratos fueron para Grupo Televisa, quien tenía un contrato por 150 millones 800 mil pesos, TV Azteca aparecía con 104 millones 400 mil, y The Mate Contents, quien recibiría un pago de 81 millones 200 mil pesos.

Destacaba el caso de The Mate Contents, empresa filial a The Mall, del productor Pedro Torres, a quien se le pagaría, por un paquete de diseños para Twitter, Instagram y Facebook y un spot, un promedio de 4.5 millones de pesos. La empresa le vendió al Estado de México 20 paquetes similares.

En el gasto publicitario de 2019, según los documentos que estaban disponibles en el portal de Transparencia de la Secretaría estatal de Finanzas, se incluían «integraciones argumentales», cinespots a nivel nacional, vallas en partidos de fútbol de la selección mexicana y la liga nacional, menciones en SkyAlert, cobertura y difusión del Segundo Informe de gobierno de Alfredo del Mazo, conferencias de periodistas para funcionarios del Estado de México y transmisión de spots a nivel nacional.

La información mexiquense, según el contrato de «Servicios Integrales de Chapultepec», también debía llegar a parabuses y paneles de la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Acapulco, Culiacán, Mazatlán, Mérida, Oaxaca, Pachuca, Puebla, Puerto Vallarta, Tijuana y Veracruz.

La campaña mediática incluía el contrato CS/8-9-2019 con la Organización Editorial Mexicana (OEM) por un monto de 20 millones 34 mil pesos para un «servicio de difusión a medios» en «La Extra de El Sol», medio que dejó de circular en la capital mexiquense el 28 de febrero de 2018. 

El desconcierto surge porque dichos contratos ya no están disponibles en dicho sitio digital de la Secretaría de Finanzas y tampoco aparecen en el portal de Transparencia de la Coordinación General de Comunicación Social del gobierno estatal. 

El retiro de dicha información ocurrió después de ser publicada por el periodista Arturo Espinosa en el año 2019. 

Un cuarto dato prende señales de alarma. La suma de los contratos que estaban disponibles en la página de la Secretaría de Finanzas de la entidad y que correspondían a gastos relacionados con la Coordinación General de Comunicación Social, correspondientes a 2019, sumaban 764 millones 710 mil 402 pesos.

Esta cantidad contrasta con la Cuenta Pública de 2019, pues en este reporte de gastos se indica que en el programa de Comunicación Pública y Fortalecimiento Informativo se gastaron 532 millones 157 mil pesos, cantidad menor a la suma de los citados contratos que estaban pactados.

Fotografía de Marco Antonio Rodríguez. (Archivo).

Datos variables 

El quinto dato es que los gastos publicitarios pueden cambiar. Lo anterior se advierte con las siete adjudicaciones directas que reporta la Coordinación General de Comunicación Social en 2020. Estas sumaban un gasto total de 3 millones 733 mil 182 pesos. 

La duda surge porque tres de estas contrataciones registraron una última actualización en septiembre de 2022, es decir, dos años después de concluido el año fiscal, lo cual indicaría que fueron agregadas hasta este año. 

Lo mismo ocurre con las 10 adjudicaciones directas ubicadas en 2021, pues sólo tres registran su última actualización en ese año. El resto fueron actualizadas o agregadas con nuevos datos en septiembre de 2022. 

El global de estas contrataciones registradas en la Coordinación General de Comunicación Social representaron 4 millones 632 mil 254 pesos. 

En 2021 resalta una contratación con XENQ Radio Tulancingo por 549 mil 956 pesos. Esta radiodifusora se ubica en Tulancingo de Bravo, municipio ubicado en la zona centro del estado de Hidalgo. 

Las últimas adjudicaciones directas que aparecen en la Coordinación General de Comunicación Social son cuatro; suman un gasto de un millón 963 mil 989 pesos y corresponden a 2022. 

La existencia de estas adjudicaciones directas, que corresponden a la citada dependencia encargada de la difusión y publicidad estatal, son un elemento más para cuestionar la supuesta inexistencia de contratos argumentada en la respuesta a la multicitada solicitud de folio 00020/CGCS/IP/2022.


Litigio de esperanza

A la fecha están en curso, recursos de revisión ante el Instituto de Acceso a la Información de la entidad (Infoem), donde se ha cuestionado la negativa para revelar los gastos y contratos publicitarios del gobierno de Alfredo del Mazo Maza. 

Uno de los recursos de revisión presentados, de folio 12250/INFOEM/IP/RR/2022, ya cumplió su término para ser resuelto, pero hasta el 22 de septiembre de 2022 seguía en espera de resolverse debido al incremento inusitado de impugnaciones ante el Infoem por la falta de transparencia en diversos temas.

“Actualmente existe un alto número de recursos de revisión recibidos dentro del primer semestre del año dos mil veintidós, que, en comparación con los recibidos el año pasado dentro del mismo periodo, se ha incrementado aproximadamente casi un 400% el número de medios de impugnación que deben resolverse por este Instituto, circunstancia atípica que ha rebasado las capacidades técnicas y humanas del personal encargado de la proyección de las resoluciones a dichos medios de impugnación”, justificó el Infoem en su respectivo acuerdo de ampliación del plazo legal. 

Dicho recurso de revisión derivó de otra solicitud de folio 00015/CGCS/IP/2022, presentada ante la Coordinación General de Comunicación Social, a quien se le requirió el nombre de medios de comunicación, empresas, periodistas o personas físicas y morales que fueron contratados o se les haya pagado con recursos públicos entre 2017 y 2022 para realizar actividades de difusión, promoción, publicidad, comunicación social o cualquier otra actividad relacionada.

“En los archivos de este sujeto obligado no obra, expediente alguno por el concepto de ‘…difusión, promoción, publicidad, comunicación social o cualquier otra actividad relacionada’”, fue parte de la respuesta de dicha coordinación. 


Discrecionalidad municipal 

Y si a nivel estatal la transparencia se opaca con la neblina del ocultamiento y confusión, un sexto dato es la discrecionalidad con la cual operan los ayuntamientos mexiquenses en materia de la transparencia y gastos publicitarios.

En un ejercicio de acceso a la información pública, se presentaron peticiones en nueve de los ayuntamientos mexiquenses, cuyos municipios tienen alto índice de población. El requerimiento fue similar al presentado en el gobierno estatal, es decir, se requirió conocer el monto de gastos publicitarios y empresas contratadas.

No obstante, seis de los nueve gobiernos municipales fueron omisos en materia de transparencia, pues al solicitarles los montos pagados a medios de comunicación -personas físicas o morales- por publicidad y difusión de sus actividades, así como los respectivos nombres de estas empresas, la contestación, en su mayoría, fue nula o sus respuestas sin la claridad deseada.

Resalta que las alcaldías suelen sustentar sus respuestas en el referido artículo 12 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública de la entidad, el cual las exime de procesar o resumir información a petición del ciudadano, lo cual se complementa con el artículo 24 del mismo ordenamiento jurídico, donde les ordenan entregar sólo la información que generen o administren en el ejercicio de sus funciones.


Atizapán de Zaragoza

Vía la solicitud de información pública de folio 00312/ATIZARA/IP/2022, este ayuntamiento reportó una disminución del 76 por ciento en su lista de medios de comunicación con los cuales contrata publicidad, pero no reveló el monto de los pagos, de acuerdo con el oficio signado por Patricia Ponce Ramírez, secretaria Técnica de la Dirección de Administración en esa demarcación.

En la información proporcionada se indica que en 2019 pagaban servicios a 81 medios de comunicación, en su mayoría impresos, y a la cadena Cinépolis, pero en 2020 la lista se redujo a 48 empresas y una “avioneta” descrita como “Provirtual 2020”. 

Un año después, en 2021, sólo pagaron a nueve medios distintos, pues aunque en la lista se reportan 12, tres de ellos pertenecen a la misma empresa, Grupo Milenio, en sus diferentes plataformas. Finalmente, en 2022 se reportan 19 medios, duplicando los servicios de Milenio nacional.


Ecatepec

El municipio mexiquense con mayor número de habitantes resultó el más complicado en materia de rendición de cuentas. El 27 de mayo se presentó la solicitud de información con folio 00593/ECATEPEC/IP/2022 y desde entonces no se ha entregado la respuesta correspondiente. Además, hasta el 23 de septiembre de 2022 tampoco habían emitido algún comentario sobre el recurso de revisión promovido ante el Infoem.


Naucalpan de Juárez

Este ayuntamiento contestó que no cuentan con la información requerida.

“La información solicitada no se encuentra dentro de mis archivos, así como no se cuenta con las facultades para ello”, indicó un oficio dirigido a la Unidad de Transparencia del ayuntamiento, pero no se detalla qué área lo remite


Nezahualcóyotl

Entre las 30 hojas que se ofrecen como respuesta, este gobierno municipal informó a través de su director de Prensa, Roberto Pérez Ortiz, no haber encontrado información alusiva a contratos publicitarios.

No obstante, para dar contestación a la solicitud de folio 00307/NEZA/IP/2022 se convocó a la vigésima octava sesión extraordinaria del Comité de Transparencia, pues el director de Administración, Jorge Jesús Martínez Flores, sometió a discusión la propuesta para hacer confidencial la información solicitada, aunque tal información ya sería inexistente.

De esta forma, el citado comité aprobó por unanimidad de votos la clasificación de información parcial, así como la propuesta de versión pública de los contratos presentados por el director de Administración.

La razón, refiere el documento, obedece a la existencia de datos personales como folio del acta de nacimiento, RFC, folio de la credencial para votar y cédula profesional.


Tlalnepantla

Como respuesta a la solicitud 00530/TLALNEPA/IP/2022, este ayuntamiento se limitó a reportar los gastos totales en materia de publicidad en medios de comunicación. 

A través de los conceptos “Gastos de Publicidad y Propaganda”, “Publicaciones Oficiales y de Información en General Para Difusión” y “Servicios de Fotografía”, revelaron haber pagado 16 millones 10 mil 942 pesos en 2019; 17 millones 221 mil 640 en 2020; 9 millones 201 mil 806 en 2021 y 565 mil 770 pesos durante el primer trimestre de 2022.

La solicitud de información también pedía conocer el nombre de las empresas o medios contratados, sin embargo, el área de Transparencia no proporcionó tal información, al argumentar la “protección de datos personales”.


Tultitlán

En este municipio, la Unidad Municipal de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales demoró 21 días para responder con negativas a la solicitud de folio 00169/TULTITLA/IP/2022.

“No está en posibilidades de dar contestación a lo peticionado por usted en las condiciones que lo requiere”, señaló.

El documento, de apenas dos hojas, aparece firmado por la subdirectora de Recursos materiales, Karina Maribel Blanco Alvarado, y la directora de Administración, Mariana Guadalupe Pérez Martínez. 


Chimalhuacán

A diferencia de los anteriores municipios, el gobierno de esta localidad optó por  cuentas más claras y emitió un listado completo de los medios de comunicación contratados, de manera anual e identificándolos con su razón social, así como el monto que se erogó para el pago de sus servicios publicitarios.

En 2019 fueron 11 millones 115 mil 890 pesos distribuidos en 15 proveedores, pero su nombre comercial no aparece en la respuesta con folio 00399/CHIMALHU/IP/2022, sólo la razón social. 

Esta misma solicitud detalla que para 2020 el monto gastado para este rubro asciende a 12 millones 164 mil 24 pesos, mientras que para 2021 fueron 2 millones 145 mil 287 pesos y, finalmente, 23 mil 775 pesos con 60 centavos para lo que va de 2022.


Toluca

El gobierno de la capital mexiquense reveló los montos totales del gasto publicitario. 

Se advierte un decremento porcentual considerable de 2019 a 2021, pues durante este periodo el dinero destinado a publicidad bajó un 97 por ciento, pasando de 77 millones 51 mil 492 a 2 millones 274 mil 163 pesos. 

En 2020 reportaron un gasto de 45 millones 536 mil 140 pesos para ese rubro, de acuerdo con la respuesta a la solicitud de información con folio 01383/TOLUCA/IP/2022.

Además, entregó contratos con medios de comunicación donde se identifican las empresas contratadas.


Cuautitlán Izcalli

De acuerdo con la solicitud de folio 00452/CUAUTIZC/IP/2022, el departamento de Comunicación Social de este municipio celebró 30 y 24 contratos en 2020 y 2021 respectivamente, con medios informativos y casas productoras, mientras en 2019 fueron 50.

Para 2022 se reportaron alrededor de 44 contratos con distintos medios de comunicación, entre los que destacan Multimedios, Capital News y Milenio Diario.

A pesar de existir la información, su área de Transparencia entregó documentos casi ilegibles y en su mayoría escaneados de cabeza, lo que dificulta aún más la consulta de información. Aunque sí proporcionaron el gasto por cada empresa identificada con su razón social. 

Así la transparencia de gastos publicitarios en el Estado de México, una ruta de muchos caminos que tienden a la opacidad y discrecionalidad. 

*Cifras en miles de pesos.

Fuente: Cuentas Públicas del Gobierno del Estado de México, disponible en: https://transparenciafiscal.edomex.gob.mx/rendicion_cuentas


[1] Se cuenta con copias de dichos contratos que en su momento fueron obtenidos del citado sitio digital.

*Diseño de imagen de portada: Karen Colín.

Deja un comentario