Fernanda García: texto.

Toluca, México; 3 de octubre de 2022

Un total de cinco cuerpos, cuatro de mujeres y uno de un hombre, han sido rescatados de las fosas clandestinas que la célula de secuestradores denominada como La Línea, utilizaba en la delegación de San Cristóbal Huichochitlán, al norte de Toluca.

En este momento, las investigacionesestán detenidos porque las autoridades encontraron varios tambos cuyos contenidos no se han revelado, y se dedica a examinarlos. Información preliminar de la propia dependencia apunta que podría haber hasta diez cuerpos en esa zona.

Por ahora, son dos inmuebles los que ha cateado la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, con apenas unas cuadras de separación, aunque aún no se descarta que La Línea ocupara otros puntos para enterrar a sus víctimas.

Asimismo, se dio a conocer que de los 17 detenidos del 28 de septiembre que conformaban las bandas La Línea y El Cerrillo, ambas dedicadas al secuestro y la extorsión, sólo continúan 12 tras las rejas, ya que uno de los aprehendidos es menor de edad y los otros cuatro rentaban el inmueble ubicado en la calle Manuel Hinojosa, en Huichochitlán, desde hace mes y medio, mientras que el peritaje determinó que los cuatro cadáveres ahí localizados tenían, al menos 4 meses enterrados.

En lo que respecta al segundo inmueble, ubicado en la calle de Melchor Ocampo, se dio a conocer que después de que se recuperara el cuerpo de un hombre, se localizaron tambos cuyo contenido se desconoce, por lo que elementos de Protección Civil los inspecciona y, en cuanto se descarte peligro para los peritos, se reanudarán las labores de búsqueda y rescate de cuerpos sin vida ya que, de acuerdo con las declaraciones de los integrantes de La Línea, ahí habrían enterrado a tres víctimas.

Respecto al modus operandi de la banda conocida como El Cerrillo, se precisó que ellos no enterraban a sus víctimas, sino que dejaban sus cadáveres en distintos puntos del Valle de Toluca.

Deja un comentario