Texto y fotografía: Ramsés Mercado. Diseño: Karen Colín

Toluca, México; 30 de enero de 2022. Marco Antonio Martínez se dedica a la restauración de figuras de Niños Dios e imágenes, lo aprendió de su padre quien lleva ya más de 40 años. Él comenzó a ayudarle desde hace 25 años, y ahora también le enseña a sus hijos porque se trata de un oficio que ha sobrevivido con cada generación.

Marco es de San Cayetano Morelos, un pueblo ubicado al norte de Toluca y en esta temporada ha instalado su puesto en un terreno ubicado en la vialidad Alfredo del Mazo, a un costado de una tienda comercial.

Armar todas las piezas como si fuera un rompecabezas es su objetivo, ya sean éstas de yeso o resina e incluso de madera y fibra de vidrio.

Sin embargo, los trabajos de restauración no han sido muchos en esta época de pandemia por coronavirus, lo cual ha llevado a Marco Antonio a creer, incluso, que se ha estado perdiendo la tradición de vestir al Niño Dios.

Los costos de su trabajo dependen del estado en el que lleguen las figuras, el tamaño y material del que están hechos. Sí vienen rotos es más caro si solamente se trata de hacer retoque con pintura.

Deja un comentario