Brenda Cano: imagen. Redacción VcV.

Toluca, México; 17 de enero de 2022.

El gobierno del Estado de México apenas ha ejercido el uno por ciento de los recursos aprobados en deuda por la anterior Legislatura local mexiquense. Además, sólo ha concluido 19 de las 179 obras presupuestadas.

Sin embargo, ha enviado a la Cámara de Diputados una propuesta para adquirir una nueva deuda, ahora por 9 mil 500 millones de pesos.

Lo anterior, como parte del paquete fiscal del 2022 para el Estado de México. Este endeudamiento ha sido rechazado en principio por la Cámara de Diputados local, dominada por Morena, cuya fracción se niega a un nuevo endeudamiento. De acuerdo al gobierno, si no se aprueba ese financiamiento, se pone en riesgo la operatividad de algunos programas. De cualquier manera, la Secretaría de Finanzas elabora una nueva propuesta y se espera que se autorice la nueva deuda aunque no en el monto solicitado originalmente.

El endeudamiento autorizado por la anterior Legislatura fue por 8 mil 637 millones de pesos, de los cuales 6 mil se destinarían para obras estatales en conectividad aeroportuaria, infraestructura vial, obra pública, salud, transporte masivo, sistema de saneamiento y drenaje, proyectos de electrificación.


Mientras que 2 mil 637 serían para obras de infraestructura vial y transporte masivo acordadas con la Federación, y que hoy tienen avances del 30 por ciento.

Hasta el momento, el Estado tiene celebrados 5 financiamientos por un monto total de 5 mil 637 millones, pero apenas se han utilizado un total de 113.8 millones de pesos, y únicamente están concluidas 19 obras públicas de 179 presupuestadas, incluidos ocho hospitales que no se terminaron, lo cual significa que solo el 1.32 por ciento de los recursos del total aprobado en deuda han sido ejercido eficiente y eficazmente, esto a 21 meses de concluir la administración.

El proyecto planteado para este 2022 destina 80 por ciento al gasto corriente cuando al inicio del gobierno de Alfredo del Mazo era del 66 por ciento y tan solo en el último año aumentó 14 por ciento.

El gobierno estatal y sus diputados afines insisten en que la deuda será para inversión pública, pero los hechos no corresponden, pues la inversión en infraestructura ha caído en más de 25 por ciento, y registra un crecimiento desmedido en personal y programas sociales, en un año previo a un proceso electoral.

El gobierno mexiquense insiste en hacer obras de gran magnitud en coordinación con el gobierno federal pero con endeudamiento, cuando hay otros estados que ejecutan proyectos similares pero sin deuda, como Veracruz y Tabasco.

Deja un comentario