Ramsés Mercado

Toluca, México; 24 de junio de 2021. Madres y hermanas de personas privadas de la libertad injustamente en penales del Estado de México, se cortaron el cabello a las puertas del Poder Judicial como símbolo de protesta por sus hijos, quienes se encuentra tras las rejas presuntamente inocentes, sin haber cometido un delito. Las mujeres argumentaron que esto se debe «al mal funcionamiento del sistema de impartición de justicia y no haber podido tener un juicio justo».

“El cabello largo es más que un adorno para las culturas indígena; según las creencias, cada uno de nuestros cabellos nos representa y nos identifica. El cuidado del mismo se considera tan importante como la atención a la salud física y espiritual. Dicen las voces ancestrales que nuestros cabellos manifiestan nuestros pensamientos y una extensión de nosotros; sucede con los pensamientos de la madre tierra”, comentó Andrea González quien pertenece al colectivo Haz Valer Mi Libertad.

Deja un comentario