Redacción VcV

Toluca, México, 10 de mayo de 2021.

En el Estado de México las familias pueden elegir el apellido materno en primer lugar, al momento de registrar a sus hijas e hijos, derivado de una reforma al Código Civil de la entidad en 2015.

Bajo el principio de equidad de género, que busca resaltar el papel de la mujer en la familia y en la sociedad, de enero a abril de este año, han sido registrados en el Estado de México a 13 infantes bajo esta modalidad.

En tanto, durante 2020, año en que inició la emergencia sanitaria por coronavirus, solo se contabilizaron 10 peticiones de este tipo.

El artículo 2.14 del Código Civil en el Estado de México establece que el nombre de las personas físicas se forma con el sustantivo propio y el primer apellido del padre y el primer apellido de la madre, en el orden que, de común acuerdo determinen los solicitantes.


En caso de que los progenitores no lleguen a un acuerdo respecto del orden que deben seguir los apellidos de la hija o del hijo, se les registra con el apellido paterno en primer lugar.

Además, prevé que una vez que se determine el materno como primer apellido, será igual con las hijas e hijos subsecuentes.

Esta determinación ya se practica en otras entidades, por ejemplo en Puebla, en donde se presentó el primer caso en el que un juez había fallado a favor de una madre soltera que exigía poner el apellido materno a su bebé antes que el paterno. La exigencia fue atendida favorablemente y eso sentó un precedente que, sin embargo, también tenía un antecedente, el cual se remonta a 2013 en Yucatán, estado que reformó su código civil.

Esa misma reforma fue aplicada en el Estado de México desde 2015, pero fue hasta 2020 que se presentaron los primeros casos y que en 2021 -se espera- podrían generar una avalancha de usuarios en busca de ejecutar esta opción. Otra entidad que ha hecho lo mismo es Morelos.

Con esta opción, ningún vínculo familiar se pierde ante la ley y por lo mismo ninguna obligación ni derecho queda fuera. Los casos han alcanzado a otras entidades como Colima. Que no se pueda usar el apellido materno en primer término viola los derechos fundamentales especificados en los artículos 1°, 4°, 14 y 133 de la Constitución mexicana, señalan diversas quejas y controversias públicas levantadas en el país: “en el primer concepto de violación, la parte quejosa señaló que el artículo 58 del Código Civil para el Distrito Federal viola los artículos 1°, último párrafo, y 4°, primer párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. En concreto, se dolió de la vulneración de la equidad de género, el derecho al nombre, el derecho a la identidad y el derecho a la familia”, dice el amparo en revisión 653/2018 de quejosos y recurrentes levantado en la Ciudad de México a raíz de un proceso iniciado en 2016.

Deja un comentario