Redacción VcV

Toluca, México; 4 de marzo de 2021.

El transporte público en Toluca y los municipios aledaños es un caos. Peligroso y caro -pues un pasaje en la ciudad cuesta 12 pesos-, se ha convertido en un elemento que no aporta en realidad a las mejoras que cada año prometen empresas privadas y la Secretaría de Movilidad. Hasta la fecha, el transporte y el fenómeno social que estructura es más bien un componente político-electoral que aprovechan partidos y gobierno.

Sin embargo, hay algunas iniciativas que intentan equilibrar las cosas, como una aplicación o app, lanzada por la empresa Xinantécatl que informa al usuario acerca de las características de los camiones. Por ejemplo, informa en qué punto de la ruta consultada se encuentra el camión y cuánto tiempo se tarda en llegar de un punto determinado a otro, lo cual puede ahorrar al usuario un tiempo de espera que implique altas horas de la noche o climas con lluvia.

Se trata de la aplicación “Suben”, que nació hace un mes y medio y fue diseñada para mostrar las unidades más cercanas al usuario de alguna ruta en tiempo real.

“Creemos que hay que integrar elementos disruptivos que permitan a nuestros usuarios tener una mejor calidad de viaje, contar con mejores beneficios de seguridad y de conocimiento para tomar un autobús”, planteó Alejandro Hernández Torres, presidente del Consejo de Administración de la empresa de transporte público Xinantécatl, en Toluca.


Hasta la fecha, han descargado la aplicación unos mil 500 usuarios, lo cual es una buena cifra dado que las escuelas y algunos centros de trabajo permanecen cerrados debido a la pandemia del coronavirus. La empresa afirma que el nicho principal de usuarios es el del estudiantado.

“No sólo se va a conocer la ubicación de la unidad más próxima. También, al momento de subir, van a poder compartir el viaje con sus familiares y amigos. Ello va a brindar mayor seguridad porque se va a saber el momento en que se toma el autobús, en qué lugar, cuál es el número de la unidad en la que viaja. Y la aplicación también avisa cuándo se abandona la unidad”, dice Hernández Torres.

Las unidades de la Xinantécatl cuentan con sistema GPS y cámaras de video, lo cual protegen de alguna manera al operador. Si se presenta un abandono de ruta, puede ser detectada.

La app “Suben” en este momento monitorea cinco rutas, aunque en menos de un mes se cubrirán todos los caminos que siguen camiones de la Xinantécatl, que junto con la Intermetropolitano son las únicas que tienen este programa en el valle de Toluca. Son 275 unidades las que tiene a su servicio la Xinantécatl.

La app se descarga en teléfonos celulares Android por el momento. La aplicación también permite acceder a datos del operador.

A un año de la pandemia, Hernández señala que los ingresos de la Xinantécatl cayeron 25 por ciento y aunque la entidad ya se encuentra en semáforo naranja, los ingresos no han tenido ningún incremento, lo cual significa que algunas empresas se encuentran al borde de la quiebra.

“Muchas financieras están recogiendo vehículos que no se han podido pagar. En Xinantécatl estamos buscando reestructuras. Una unidad, antes, la pagábamos en cuatro años pero con la pandemia no pudimos concluir ese financiamiento. Estuvimos pagando intereses de lo que no habíamos cubierto. No avanzábamos un peso en el adeudo original. Ya llevamos un año así. Ahora pagaremos una unidad en siete años”, dijo Hernández.

En la empresa no se ha dado de baja a ningún operador, aunque se han dado de baja choferes por su propia voluntad, por temas de seguridad y sanitarios. Las unidades, hasta el momento, están trabajando al 50 por ciento de la capacidad, con un día de descanso intercalado.

“Estamos sobreviviendo, no se ve una luz al final del túnel para nosotros”, señala finalmente el presidente del Consejo de Administración de la empresa.

Deja un comentario