Redacción VcV

Toluca, México; 2 de marzo de 2021.

A la profesora Anel Mendoza la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx) le redujo su salario a la mitad este año, después de cerrar sin justificación dos de las cátedras que impartía desde hace diez años en la Facultad de Arquitectura y Diseño.

La académica, que tiene una maestría en artes visuales, calificó de injusta la reducción a la mitad de su carga horaria y dijo que no es la única a la que le ha pasado esto.

-Esta [es una] serie de injusticias contra los profesores de asignatura, que somos el 90 por ciento de la plantilla de docentes, que hacemos la universidad, que hacemos la Academia […] y pase lo que pase voy a seguir luchando porque me restituyan mi carga horaria. Soy cabeza de familia y esta reducción horaria implica la reducción de mi salario. Es injusto. Es inaceptable porque mi trabajo como académica tiene una dignidad


La catedrática exigió a su facultad una explicación, y la directora, Patricia Zarza, así como Jaime Guadarrama, subdirector académico pudieron sostener legalmente la reducción de dicha carga horaria.

La profesora daba clases a dos grupos por semestre, con una carga semanal de ocho horas y participó en parte de la elaboración del programa curricular de la licenciatura en Diseño Gráfico, hace siete años, en esa facultad

“Aporté buena parte del enfoque que estructura las dos asignaturas que actualmente imparto, Construcción discursiva (antes Hermenéutica, donde concursé y obtuve nombramiento de definitividad) y Visualidad (antes Poética)”, dice Mendoza en una carta enviada a los directivos de la facultad. “Soy investigadora activa del campo de la antropología de la visualidad y ejerzo todos los días como creadora artista visual, soy investigadora con posgrado, estudié la Maestría en Estudios Visuales, me titulé con Mención honorífica (2015), por esta misma casa de estudios”.

Mendoza subraya, en esa carta, que estaba en desacuerdo con respecto a las formas institucionales para homologar el uso de la Plataforma Teams. “Que esta crítica que hice no se asuma como negación ni se interprete como auto-exclusión. Estoy en absoluta disposición a ajustarme a la plataforma oficial. No fue sino hasta el pasado martes 2 de febrero, cuando la Dirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de la UAEMEX, me hizo llegar la contraseña correcta para acceder a mi cuenta de correo institucional”.

– Son argumentos que no son sólidos, que no tienen bases. Uno de los argumentos es, por ejemplo, la crisis por la que se está pasando. Otro de los argumentos fue que el plan de estudios cambió en 2015 y que por el desfase se reducen las horas. Yo llevo aquí 10 años dando cátedra. Yo formé parte del Consejo, del Comité que reestructuró el plan. Es absolutamente injustificado y no podemos permitirlo. El único recurso que tengo es la palabra y mi nombre. Estoy siendo objeto de una injusticia laboral y cueste lo que cueste me defenderé.

Con información de Alí Pacheco y del sitio digital Imagina Periódico.

Deja un comentario