Redacción VcV

Toluca, México; 18 de enero de 2021. No todo es coronavirus. La crisis de los servicios de salud pública es permanente y la pandemia terminó por agravarlos. Pacientes que necesitan hemodiálisis no cuentan con ese servicio desde el 2 de enero de este año. La situación se agravó cuando una de las máquinas se quemó debido a un cortocircuito y no ha sido reparada.

Los pacientes denuncian que en el hospital Adolfo López Mateos de Toluca les han dado largas y han tenido que acudir a servicios particulares que ya no pueden pagar.

-Tenemos sesiones tres veces a la semana, pero por la situación del covid-19 nos quitaron un día- dice uno de los afectados, que forma parte de un grupo de unas 50 personas.

Sin apoyo de ninguna otra instancia, no pueden pagar los mil 300 pesos que cuesta cada uno de los días de tratamiento. La única opción que las autoridades de Salud ofrecieron fue llamar a un número telefónico, en el cual nadie contesta.

Esta es la primera vez en ocho años que este servicio se ve interrumpido, pero las consecuencias han sido catastróficas para quienes lo requieren.

Deja un comentario