Redacción VcV

Toluca, México; 6 de noviembre de 2020. Tres cuerpos fueron hallados en una fosa clandestina, que se excavó en el interior de un domicilio ubicado en Zinacantepec. Los cuerpos corresponden a tres miembros de una familia de Querétaro que visitaron Toluca y que no volvieron a su hogar.

La Fiscalía Especializada para la Investigación de Delitos en Materia de Desaparición Forzada de Personas y la Desaparición cometida por Particulares señala que la identidad de los muertos ha sido confirmada, y se trata de Claudia Guadalupe, de 48 años; de Juan Francisco, también de 48 años, y de Luis Fernando de 78 años.

El 27 de octubre de este año, estas personas salieron de Querétaro para visitar a un familiar. El plan de ellos era regresar al día siguiente, pero como no hubo noticas, el hijo de una de las víctimas denunció la triple desaparición. Esta persona notó que las cuentas bancarias de su madre registraban movimientos realizados en tiendas y centros comerciales de Toluca.

Así, la investigación se trasladó a una tienda ubicada de la capital mexiquense ubicada en Pino Suarez Norte 106, en la colonia Santa Clara, donde la propietaria refirió que el 29 de octubre habían acudido a su local tres hombres, abordo de una camioneta de blanca Gran Cherokee, y que que realizaron una compra por un valor de 80 mil pesos, la cual estaba a nombre de Claudia Guadalupe.


Dijeron que era su tía y que ella no podía acudir debido a la contingencia por el coronavirus.

Las autoridades obtuvieron un video, así como una nota de remisión por la compra de material para construcción de una ferretería ubicada en Zinacantepec. Ahí pudieron conseguir un domicilio, pues el material fue llevado ahí. Esa dirección resultó ubicarse en la colonia La Pila, en Santa Cruz Cuahutenco, también en Zinacantepec.

El 5 de noviembre la Fiscalía logró ubicar la camioneta blanca Grand Cherokee, que estaba en calle Juan de la Barrera, en San Juan Tilapa, Toluca. La camioneta era tripulada por Felipa N, de 50 años de edad, quien iba con Yihani N, de 29 años, Axel Fernando y Eduardo N, estos últimos de 15 años. Al ser detenidos, intentaron huir pero fueron alcanzados más adelante. Al responder a un primer interrogatorio, confesaron que eran familiares de los muertos, a quienes ejecutaron y enterraron en Zinacantepec, en el domicilio de Yihani N. Una revisión al vehículo arrojó la presencia de una sustancia granulada, al parecer cristal.

En el domicilio de Yihani, en Zinacantepec, la diligencia fue autorizada por la madre de éste, Olimpia N, y allí encontraron los cuerpos, que fueron llevados a la morgue de Toluca.

Deja un comentario