Miguel Alvarado

Toluca, México; 28 de octubre de 2020. “Sería cuanto, secretario”, dijeron los diputados mexiquenses cuando se tomaron cinco minutos para hacerle una primera pregunta, cada uno, a Ernesto Nemer Álvarez, secretario de Gobierno en la administración de Alfredo del Mazo, y que apenas tiene 20 días en el cargo, pero más de 30 años en la política nacional.

Como todos los que presenciaron esa comparecencia, Nemer esperaba más de los congresistas, que apenas pudieron expresarse. La corbata rosa de Nemer llamaba más la atención que los posicionamientos de cada uno de quienes criticaron y preguntaron. Así que eludiendo las críticas, por demás ciertas, el secretario de Gobierno se limitó a responder lo que le competía. La lógica y la experiencia se lo indicaban: escuchar sin pestañeo y contestar de manera concreta. La ventaja de que las preguntas hayan sido formuladas desde la generalidad fue aprovechada por el funcionario para decirles, a botepronto que “el gobierno de Alfredo del Mazo respetará la voluntad ciudadana depositada en las urnas”.

Sin posibilidad de análisis debido al formato, al tiempo y al escaso desarrollo intelectual, Nemer se desayunó crudos a la mayoría de los inquirentes, que centraron reclamos y preguntas en el coronavirus -se espera una ola de virulencia mucho más agresiva y letal- y la violencia creciente en el Estado de México. Pero es verdad, una glosa pública que se realiza en menos de dos horas no sirve para nada, y eso se lo puntualizaron algunos.

Pero hubo algunas cosas. El diputado Max Correa, de Morena, fue el más frontal y casi como un comentario, le recordó a Nemer que el gobernador Del Mazo no ha respondido a los cientos de exhortos que algunos diputados le han enviado. “Hemos visto un gobierno que se ha tomado muy en serio el quédate en casa y una exagerada distancia con el pueblo”, y ese es el problema. Después, como si nada, le dijo que ya “nos preparamos para gobernar el Edomex próximamente”, y le recordó a Nemer que se ha formado una secretaría técnica para cambiar la Constitución. “Y ese es el primer trabajo de importancia que le toca”, le dijo.

Ya para entonces Nemer había probado con éxito la fórmula y por eso le contestó a Correa que Del Mazo tenía toda la disposición de colaborar con la Cámara de Diputados, y a modo de recordatorio le dijo entonces que “nosotros tenemos la información oficial, al final esa es la realidad y podemos mostrarles cuáles son los procesos para la ejecución de un programa y cómo nos evalúan los organismos, le reitero que habrá tantas reuniones como ustedes quieran”.


Aunque no estemos de acuerdo, remató Nemer.

Otra congresista, Julia Felipe, remarcó que el gobierno del Edoméx ha abandonado a los pueblos originarios. “Yo quisiera aplaudirle, pero desafortunadamente no lo haré. Porque comunidades como Agua Bendita y Los Lobos en San José del Rincón hay familias excluidas”, le dijo a Nemer, refiriéndose a los programas sociales como el de Salario Rosa. “Secretario, no se han tomado medidas urgentes dejándolos a su suerte y no contamos con verdadero y auténtico servicio de salud. Es bien sabida la problemática de hospitales inconclusos, casas de salud cerradas desde hace dos años. Esa infraestructura se ha deteriorado, así como el problema de alumnos que no pueden acceder a clases virtuales”, dijo la diputada.

Por su lado, la panista Ingrid Krasopani le dijo a Nemer que la inseguridad es el principal problema en el Estado de México. Mencionó el caso de la ejecución de la familia Torres, en el municipio de Ocoyoacac y dijo que el semáforo rojo de la violencia va en aumento: homicidios, extorsión, narcomenudeo., violaciones, lesiones, feminicidios, violencia intrafamiliar. “La impunidad en el Estado de México es de 94 por ciento y la cifra negra de 93 por ciento”. También apuntó que un estudio de covid-19 publicado por la UNAM menciona que el 71 por ciento de las defunciones se registra en personas con escolaridad de primaria o menor a ella, y que el 70 por ciento de las defunciones están en el Edoméx y la CDMX. Con 20 muertos por cada 100 mil habitantes, la mortalidad aumenta al doble con respecto a la nacional.

Año con año, las preguntas son las mismas. Y año con año, las respuestas también. A Nemer le criticaron que el gobierno de Del Mazo no haya podido contener la violencia ni tampoco reducir sus índices, pero para el funcionario todo tiene una explicación: “El informe del gobernador fue objetivo, transparente y está abierto a las críticas. Efectivamente hay mucho por hacer y el gobernador lo dijo frente a Olga Sánchez, la secretaria de Gobernación. Reconoció que hay muchos pendientes y que el avance se debe al gran apoyo del gobierno federal. Andrés Manuel López Obrador ha estado acompañando al gobierno del estado en la estrategia de seguridad porque esa se hace en coordinación con el gobierno federal, así como la estrategia de la pandemia. Los programas se hacen en coordinación con el gobierno federal. Yo, de todas maneras, me pongo a sus órdenes”, respondió Nemer.

Aunque los diputados criticaron al gobierno priista del Estado de México, ninguno supo elaborar preguntas contundentes. Un señalamiento directo a Nemer, ex esposo de Carolina Monroy, prima-hermana de Enrique Peña, cuestionó su llegada a la administración, que coincide con la proximidad de las elecciones, el año que entra.

La diputada Azucena Cisneros de Morena le dijo a Nemer que si él recorriera las calles de las colonias de Chimalhuacán quizá no saldría muy bien librado, y con eso le dibujó que era falso que la violencia estuviera contenida.

“No pasan la prueba ciudadana porque no conocen a la gente ni al estado y no saben lo que e querer a su tierra. Ya no van a poder comprar conciencias. Dejen de gastar nuestro dinero y aunque busquen foto con el presidente no podrán comprar el perdón del pueblo. Hablar de Del Mazo es hablar de Peña y hablar del gobierno que llenó a México de sangre. Dejen de engañar al pueblo”, dijo Cisneros.

Los puntos de vista de la diputada pueden ser comprobados, pero aunque así sea, a Nemer no se le dificultó la respuesta, y se limitó a repetir los números oficiales, sin mayores aspavientos ante la mención de Peña Nieto.

Nemer, a la diputada Lourdes Garay, del PES, le dijo: “Del Mazo es el gobernador de las mujeres. Seis acciones han sido la creación de la Red Naranja, la cual es una aplicación digital de prevención y que en 17 mil ocasiones ha sido descargada, lo cual indica que se usa. Hay 100 mil atenciones a mujeres, centros naranja de atención, de asesoría legal, psicológica y médica, así como 42 centros que cuentan con alerta de género. Un centro de atención para mujeres indígenas y una red de refugios para víctimas de violencia.

Pues así.

Nemer no se metió en problemas porque nadie lo metió en dificultades. El análisis profundo de las condiciones del Estado de México tendrá que hacerlo otros actores. La sesión se dio por terminada. Ernesto Nemer se levantó del presídium, despidiéndose de quienes estuvieron en la sesión, abandonó el Congreso justo como había llegado: acomodándose la corbata rosa que esta vez le trajo suerte en su comparecencia.

Deja un comentario