Ramsés Mercado

Toluca, México; 24 de septiembre de 2020. En una de las lagunas ubicadas dentro del parque Alameda 2000, en Toluca, el olor a podrido cada vez es más fuerte. Así lo mencionaron ciudadanos que acuden al parque a hacer ejercicio, pues afirman que “antes de la pandemia el olor no era tan fuerte, ahora huele mucho a caño, no sé sí es por falta de mantenimiento o qué, pero hasta dan ganas de vomitar”.

Durante un recorrido realizado por dicha zona se pudo constatar que el agua presenta un tono color verde, espuma blanca en algunas zonas, basura y el olor a caño en un amplio radio. “Yo creo que sí deberían hacerle drenaje, y que desemboque realmente ahí, porque aquí arriba hay otra laguna que tiene patos y peces, pero esta lagunita que se hace aquí es por lo que baja de esos lugares [..] el olor es nuevo, nunca olía realmente así, está un poco descuidado, realmente no le dan el cuidado, como que el gobierno no se interesa”.

Ciudadanos principalmente de la delegación de San Antonio Buenavista, comentan que se trata de aguas residuales provenientes del nuevo Conservatorio de Música del Estado de México, del Tecnológico de Monterrey, así como del Centro Cultural Mexiquense que desembocan allí, y por eso piden a las autoridades municipales y del Medio Ambiente atender el problema, pues puede causar daños severos a la salud.

Fotografía: Ramsés Mercado.

Deja un comentario