Redacción VcV

Toluca, México; 23 de septiembre de 2020. Al jefe otomí Juan Izquierdo Robles le reventaron a balazos las ventanas de su camioneta. Él cree que se trata de una venganza porque en días pasados las autoridades clausuraron locales comerciales que pertenecen a familiares del ex alcalde de Toluca, el priista Fernando Zamora.

-A las 12 de la noche escuchamos unas detonaciones, salimos y no había nadie. Fue como una amenaza. Hace unos 20 días vinieron a catearnos los de la Guardia Nacional y la Fiscalía. Había unos individuos rompiendo unas cortinas de unos locales. Entonces me acerqué a ver qué estaban haciendo, les dije que era autoridad y ellos me enseñaron unas órdenes de cateo para los comercios.

Al jefe esas autoridades le pidieron permiso de colocar sellos de clausura en locales que resultaron ser propiedad de la familia del ex alcalde Fernando Zamora.

Esa misma noche el jefe Izquierdo convocó a una reunión informativa con la comunidad. Los detalles de los cateos también fueron subidos a redes sociales y fue por ese medio que Izquierdo comenzó a recibir amenazas. Lo acusaron de “poner el dedo” a la familia de Zamora.

Otras amenazas han recaído en el jefe, que ha defendido a grupos de locatarios, por lo que la policía ya vigila su entorno. Los cristales de la camioneta se hicieron añicos debido al impacto de balas.

El jefe otomí recibió protección policiaca en tanto presenta una denuncia formal por estos ataques en su contra.

Deja un comentario