Miguel Alvarado

Toluca, México; 7 de agosto de 2020. El que viene será un año de elecciones. Intermedias, le llaman. En ese proceso se renovarán en el Estado de México los ayuntamientos, las diputaciones locales y las federales. Por ahora todo son nombres y deseos, destapes, como les decían antes. De todas maneras, ya prefiguran las contiendas por venir en una entidad decepcionada y enojada con el PRI y todo lo que huele a eso. Lo rancio del partido que aún gobierna la entidad alcanza a otras organizaciones políticas como el Verde Ecologista, que le abrió las puertas a la familia del ex hombre fuerte del peñismo, Luis Miranda Nava y cuyo futuro personal estará marcado por las investigaciones de la Comisión de la Verdad de Ayotzinapa. En Toluca ya están más que perfilados los contendientes, a la espera de los tiempos adecuados: Cristóbal Coyote, Gerardo Lamas y Gerardo Pliego por el PAN; Ricardo Moreno por Morena; Raymundo Martínez por el PRI y Luis Miranda junior por el Verde Ecologista se asoman.

En Metepec las cosas no son distintas. También los movimientos políticos ya se observan en medios locales y redes sociales. Uno que ya amarró una candidatura, o está muy cerca de conseguirla es Carlos de la Peña, un activista que tiene una organización llamada Ciudadano Comprometido, a la que define como altruista.

Metepec es uno de los municipios más ricos del país y su importancia política en el Estado de México no está a discusión. Tampoco la complejidad que significa gobernar un lugar al que han llegado industrias y conglomerados comerciales que han transformado, para bien y para mal, las actividades esenciales de Metepec.

Hace un año Carlos de la Peña formaba parte de un proyecto denominado Ruta Cinco, el cual estaba conformado por políticos cercanos a la ex alcaldesa de Metepec, Carolina Monroy, y que daba también foro a panistas y morenistas que buscaban hacer contrapeso a la primera generación de triunfadores del Movimiento de Regeneración Nacional.


De la Peña ya estaba en movimiento desde 2019, cuando se intentó que Ruta Cinco se transformara en partido político.

Carlos de la Peña Jiménez O’Farril es el nombre completo del activista, quien también es dueño de la constructora Heka Codesa, dedicada entre otras cosas a realizar obras públicas en Metepec, como consta en contratos que aquel municipio celebró con él en 2019.

Por lo pronto De la Peña ya se ha formado para competir por Metepec.

Deja un comentario