Esta mañana Grisel López se manifiesta frente a las oficinas del ISSSTE delegación Estado de México para exigir se le haga justicia pues necesita el trabajo para los tratamientos médicos de su hijo, un menor de un año nueve meses que padece Síndrome de West; trastorno que provoca espasmos epilépticos y, por lo tanto, necesita atención médica constante.

Toluca, México; 7 de agosto de 2020. Grisel López, quien durante 12 años laboró para el ISSSTE delegación Toluca, fue separada de su cargo en el departamento de Pensiones perteneciente al área de Afiliación y Vigencia de esta institución bajo el argumento de “abandono de empleo” los días 4, 10, 11, 12 y 15 de junio, lo que de acuerdo con Grisel es falso. Asegura que sí ha trabajado de manera escalonada y presencial.

La mujer atribuye dicho despido al licenciado Ricardo Morales Suárez, quien es suplente por ausencia del titular de la Delegación Estatal. La causa de fondo, dice, es que “no me he prestado a actos de corrupción dentro de la institución (situación que ya he denunciado), lo que ha provocado hostigamiento y acoso laboral por parte de los puestos superiores, como el Encargado del Departamento de Pensiones, Seguridad e Higiene, Daniel Francisco López Valdés y el Subdelegado de Prestaciones Económicas, Víctor Manuel Huerta Olivares”.

Esta mañana se manifiesta frente a las oficinas del ISSSTE delegación Estado de México, ubicadas en Independencia 1808, para exigir se le haga justicia pues necesita el trabajo para los tratamientos médicos de su hijo, un menor de un año nueve meses que padece Síndrome de West; trastorno que provoca espasmos epilépticos y, por lo tanto, necesita atención médica constante.

Actualmente su hijo se atendía en el Hospital de Alta Especialidad Bicentenario de la Independencia, en Tultitlán, pero con el despido se le deja también sin protección a su salud.

Deja un comentario