Otrora era impensable, sin embargo con los avances en tecnología –¡la bendita tecnología!- y como parte de la reanudación de sus servicios, el Juzgado Especializado en Procedimientos de Adopción y Restitución Internacional de Menores, ha emitido durante la contingencia sanitaria cuatro sentencias en procedimientos sumarios de conclusión de patria potestad, en las cuales se resolvió la situación jurídica de siete menores, quienes ahora ya pueden ser adoptados.

Redacción VcV
Toluca, México; 29 de junio de 2020. Otrora era impensable, sin embargo con los avances en tecnología –¡la bendita tecnología!- y como parte de la reanudación de sus servicios, el Juzgado Especializado en Procedimientos de Adopción y Restitución Internacional de Menores, ha emitido durante la contingencia sanitaria cuatro sentencias en procedimientos sumarios de conclusión de patria potestad, en las cuales se resolvió la situación jurídica de tres niñas y cuatro niños, quienes ahora ya pueden ser adoptados.

María de Lourdes Hernández Garduño, titular del juzgado especializado, indicó que a través del Tribunal Electrónico y con el uso de la Firma Electrónica Judicial FeJEM, herramientas impulsadas por el Poder Judicial mexiquense (PJEM), fue posible llevar a cabo la conclusión de Patria Potestad, cuyos juicios se realizan en solo dos audiencias. Los siete menores, de entre uno y catorce años, son originarios de los municipios de Tejupilco, Toluca y Atizapán, así como de la Ciudad de México. Uno de ellos con familia de acogida, por lo que pronto será adoptado.

Gracias a las herramientas virtuales, tanto los integrantes del Juzgado, como los servidores públicos de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Sistema DIF estatal y de la Fiscalía General de Justicia se enlazaron vía remota y mantuvieron las correspondientes audiencias, realizadas del 17 al 24 de junio.

María de Lourdes indicó que por acuerdo del Consejo de la Judicatura, se reanudaron los procedimientos relacionados con adopción, restitución internacional de menores, nombramiento de tutor y visitas internacionales; es decir, las convivencias remotas de padres o madres con sus hijos, cuando están en diferentes países.

La conclusión de Patria Potestad se determina cuando los padres están impedidos para hacerse responsables de la crianza, cuidados y educación de sus hijos, entre otras razones, por violencia intrafamiliar o bien porque el padre o la madre abandonan a los hijos. Entonces la tutela queda a cargo de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes ya sea estatal o municipal, y los menores ya son aptos de ser adoptados para tener una nueva familia.

Deja un comentario