El 29 de mayo del año corriente se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los Lineamientos Técnicos Específicos para la Reapertura de las Actividades Económicas. En ese sentido y en virtud de que la actividad que desempeña el SAT es clasificada como “esencial”, deberían implementar los protocolos para favorecer el trabajo en casa, mantener la distancia de 1.5 metros recomendada así como establecer barreras físicas en las estaciones de trabajo, escalonamiento y flexibilización de horarios y turnos para evitar aglomeraciones y consecuentemente más contagios; mas no es así.

Marco A. Rodríguez

Toluca, México; 3 de junio de 2020. El 29 de mayo del año corriente se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los Lineamientos Técnicos Específicos para la Reapertura de las Actividades Económicas mismos que en adición a artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley Federal de trabajo, se establece que toda persona tiene derecho a la protección de su salud y procuración de la misma y que el Estado es quien tiene la obligación de garantizar y establecer los mecanismos necesarios para que toda persona goce de este derecho, así como que es obligación de los patrones que las instalaciones de los centros de trabajo cumplan con las disposiciones a efecto de prevenir accidentes y enfermedades.

En ese sentido y en virtud de que la actividad que desempeña el SAT es clasificada como “esencial”, debería implementar los protocolos para favorecer el trabajo en casa, mantener la distancia de 1.5 metros recomendada en repetidas ocasiones por las autoridades de salud así como establecer barreras físicas en las estaciones de trabajo, escalonamiento y flexibilización de horarios y turnos para evitar aglomeraciones y consecuentemente más contagios; sin embargo no es así.

De acuerdo con trabajadores de este organismo, los directivos les exigen acudir a laborar en el horario habitual a fin de continuar con los procedimientos de revisión, en específico para el área de Auditoría Fiscal, que de acuerdo con los empleados ejerce de 8:00 a 17:00, además de seguir acudiendo los contribuyentes a las oficinas para atender requerimientos por parte de la autoridad, con los cuales tampoco se ponen en práctica los lineamientos para el control de visitas como medida preventiva.

Asimismo comentan estarse priorizando la recaudación y fiscalización, dejando en absoluta indefensión a los trabajadores por no abastecerlos de caretas o cubrebocas, únicamente gel antibacterial aún cuando –según comentan- la administradora de ahí cuenta con el equipo antes mencionado y no lo ha distribuido no obstante que la su departamento (Administración) tiene conocimiento de familiares de empleados fallecidos sin que hasta el momento se revele el motivo, lo que naturalmente aumenta el miedo de al interior del edificio.

Los empleados se sienten vulnerables y obligados a acudir por exigencia de los jefes de área, aún cuando de acuerdo con el último reporte de la Dirección General de Epidemiología, el Estado de México registra 15 mil 720 casos positivos al virus y mil 698 defunciones y la capital mexiquense 831 caso confirmados y al menos 33 decesos aunque cabe señalar que de acuerdo con el propio alcalde Juan Rodolfo Sánchez, podrían haber ya cerca de 200 decesos por el virus, mismos que hasta ahora fueron reportados por el Registro Civil como “probables”.

Las cifras antes señaladas hacen que Toluca y el Edoméx se encuentran en semáforo rojo de la pandemia, por lo que de no adoptar a la brevedad las medidas sanitarias pronunciadas por las autoridades de salud, el SAT Toluca podría volverse un foco de infección.

Deja un comentario