Redacción VcV

Toluca, México; 21 de mayo de 2020. La Diputación Permanente de la Cámara de Diputados local ignoró los reclamos de ciudadanos y colectivos que exigían legislaran para que los empresarios del transporte público bajaran sus precios y se buscaran mecanismos para hacerlo menos peligroso. A cambio, desde un exhorto, decidieron apoyar a los empresarios para que reciban apoyos del gobierno, pues consideran que las líneas de transporte están a punto de quebrar debido a la pandemia por el coronavirus. Esto abre las puertas para el gobierno “rescate” a los transportistas con dinero público.

El 18 de mayo de este año, el colectivo No al Tarifazo, que se ha opuesto al aumento del costo del pasaje en el Estado de México, se manifestó para pedir al diputado Nazario Gutiérrez Martínez, de Morena, y presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, que defendiera “los intereses del pueblo y legislar(a) para que se establezcan tarifas de pasaje justas, cumplir las promesas de las tarifas preferenciales para estudiantes y grupos vulnerables que ya aplican en otros estados del país y dar mayores presupuestos a la democratización del espacio público”.

Pero si los diputados ignoraron las peticiones del colectivo y ciudadanos, atendieron con prontitud las de los empresarios, quienes a principios de mayo, reunidos el 72 por ciento de ellos, pidieron la intervención de Legislatura para que el gobierno estatal los apoyara, pues de lo contrario el transporte colapsaría. Y dieron sus números: tan sólo en sanitización gastan entre 120 y 170 pesos diarios por unidad, sus ingresos bajaron en hasta 70 por ciento y están obligados a pagar créditos por sus unidades, condición en la que se encuentran un 60 por ciento de choferes.

Los ciudadanos y el colectivo tienen, sin embargo, otra opinión, y dijeron que es un error que el gobierno otorgue dinero a los empresarios porque se trata de asociaciones poco transparentes, pero además se financiaría el caos operativo existente. El colectivo exigió al gobierno la creación de ciclovías temporales y permanentes para garantizar la seguridad vial y sanitaria de quienes usan bicicleta como medio de transporte.

Los ciudadanos que se manifestaron señalaron que uno de los mayores problemas que arrastra el Estado de México es el del transporte público y el gobierno de la entidad no emprende acciones para solucionar las consecuencias de una mala planeación y administración, del tráfico, de los accidentes viales, de la contaminación y en suma de la alta vulnerabilidad de los pasajeros y los choferes ante el embate de la delincuencia.

Pero la Cámara de Diputados decidió al revés y mediante un exhorto dirigido al secretario de Movilidad, Raymundo Carvajal, exigieron que el gobierno de la entidad “destine los recursos suficientes para otorgar bonos mensuales de combustible a transportistas, y la condonación en el pago de multas y recargos de trámites ante la Secretaría de Movilidad, como parte de los apoyos para mitigar las afectaciones económicas causadas a los trabajadores del volante por la contingencia sanitaria”.


Como justificación, Nazario dijo que los ingresos económicos de los transportistas cayeron 60 por ciento, y que el aforo bajó hasta 70 por ciento. Además, deben cubrirse los gastos adicionales en sanitización de las unidades.

Otro morenista, el diputado Valentín González Bautista, refirió la urgente necesidad de instaurar un Programa de Apoyo al Transporte Concesionado del Estado de México, además de las acciones para evitar la propagación del COVID19. Este mismo diputado -un ex perredista- se había opuesto a la subida de las tarifas del transporte, y había dicho, el 8 de enero de este año, que no había condiciones para subir dos pesos el servicio. “Dicen que es una prórroga pero yo creo que no debe de aplicarse la medida y eso no va a dejar satisfecho a nadie y no va a resolver el problema pero si causa una irritación y una molestia”.

Ahora, González Bautista actúa al revés. El exhorto de la Cámara, de mayoría morenista, contempla que se beneficie a unidades de transporte público, autobuses, vagonetas y taxis, Además, quieren que se fortalezcan las medidas de sanitización en las unidades, “lo cual generará gastos adicionales a los concesionarios en cloro, desinfectante, así como uso de cubrebocas, mascarillas y guantes a conductores”, apuntaron, muy previsores.

Deja un comentario