Elpidio Hernández Villanueva

Toluca, México; 14 de febrero de 2020. El Estado de México obtuvo una calificación de 6.21 puntos en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciara 2019 elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Las cárceles mexiquenses fueron las doceavas peor evaluadas de todo el país, apenas superando a las de Nuevo León, Baja California Sur, Zacatecas, Hidalgo, Michoacán, Tabasco, Sinaloa, Puebla, Veracruz, Guerrero y Tamaulipas.

Para este diagnóstico, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos visitó 12 de las 22 cárceles que hay en el Estado de México y 5 de ellas fueron reprobadas: Ecatepec, Bordo de Xochiaca, Santiaguito, Cuautitlán y Valle de Bravo.

La peor calificada en el Edoméx fue el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Valle de Bravo, que obtuvo una calificación de 5.47 puntos. En tanto que la mejor evaluada fue el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Otumba Tepachico con 7.15 de calificación.

Los rubros evaluados fueron: aspectos que garantizan la integridad física del interno; aspectos que garantizan una estancia digna; condiciones de gobernabilidad; reinserción social del interno y atención a internos con requerimientos específicos.

Es importante subrayar que, aunque la cárcel de Valle de Bravo fue la peor evaluada, la de Santiaguito fue la única que reprobó los 5 rubros supervisados.

Deja un comentario