Marco Antonio Rodríguez.

Toluca, México; 5 de enero de 2020. Queridos Reyes Magos, no compren mascotas; enséñenle a los niños a adoptar.  Es común que en época decembrina se compren animales, pero éstos terminan, tarde o temprano, la mayoría de las veces, en condición de calle, abandonados.

La Dirección General de Medio Ambiente de Toluca se pronunció a favor de la adopción e hizo un llamado a los padres de familia para que enseñen a sus hijos a cuidar de los animales; informó también que durante este 2019 al menos 250 familias adoptaron un número igual de mascotas, pero la cifra es inagotable dada la inconsciencia de tantos que ven en los animales un entretenimiento pasajero.

Cabe señalar que el artículo 107 del Bando Municipal de Toluca señala en su fracción XXII que es infracción a las disposiciones sobre la protección al medio ambiente vender animales en la vía pública; en tanto, el artículo 7.21 del Código Reglamentario Municipal, establece que la autoridad local procederá a la requisición de esos animales en caso de que éste sea vendido en vía pública.

Asimismo, el Código para la Biodiversidad en su Artículo 6.68 señala “queda prohibida la venta de animales en la vía pública. Las autoridades administrativas procederán a requisar los animales que se pretendan vender y aplicarán las sanciones correspondientes a quienes infrinjan esta disposición.

Los animales requisados se destinarán a los albergues de asistencia social”.Los interesados en adoptar, pueden comunicarse a los números telefónicos 722 198 09 00 y 722 198 10 00, o bien, acudir a las instalaciones ubicadas en carretera Toluca-Tlacotepec Km 3.8, bajo un proceso y requisitos.

Sobre el maltrato y abandono animal

En el Estado de México el maltrato animal y abandono son considerados delito y, por lo tanto, se castiga con penas que van desde multas económicas (de 50 a 150 días de multa) hasta dos años de cárcel.

Las acciones que son consideradas como maltrato en la entidad son las siguientes:

Causar lesiones a cualquier animal que no sea una plaga.
Abandonarlos de tal suerte que éstos queden expuestos a riesgos que amenacen su integridad.

Realizar actos sexuales con un animal.
Introducir vía rectal o vaginal cualquier instrumento.
Causar la muerte no inmediata, prolongando la agonía de cualquiera de ellos.

Si usted es testigo de una práctica de esta índole, puede denunciar a través de los números de la FGJEM: 800 70 28 770.

Deja un comentario