La temporada invernal es un factor importante para desarrollar el Trastorno Afectivo Estacional (TAE), un tipo de depresión que afecta al 10 por ciento de la población. ¿A qué nos referimos? Chécalo a continuación.

Toluca, México; 29 de diciembre de 2019. La temporada invernal es factor para desarrollar el Trastorno Afectivo Estacional (TAE), un tipo de depresión que se manifiesta con tristeza, ansiedad e irritabilidad. Por ello, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) hace un llamado a detectar y atender oportunamente dicho padecimiento.

El organismo refiere que el TAE afecta a cerca del 10 por ciento de la población en general y algunos detonantes son la dependencia familiar, el abandono y la discapacidad, así como la falta de luz solar que se registra con mayor frecuencia en los meses de noviembre, diciembre y enero.

Otros síntomas son el aislamiento, problemas de concentración, disminución del deseo sexual, además del aumento de sueño y apetito, lo cual puede provocar o agravar otras enfermedades y conducir a trastornos de alimentación, consumo o abuso de sustancias nocivas y problemas familiares, escolares o laborales.

Para reducir estos riesgos, se recomienda mantener habitaciones iluminadas, realizar ejercicio por lo menos 30 minutos al día y evitar el consumo de cigarrillo y alcohol.

Debido a que el TAE afecta principalmente a los adultos mayores, se les recomienda tomar baños de sol por periodos de 15 minutos, acostarse temprano y practicar alguna actividad física.

Asimismo, se aconseja al resto de la población, convivir con las personas de la tercera edad a fin de elevar su autoestima.

El ISEM ofrece tratamientos para atender esta enfermedad en los Centros Especializados de Atención Primaria a la Salud (CEAPS) y en los Centros de Salud Urbanos, donde se otorgan entrevistas médicas y test psicológico por personal especializado que brinda terapia psicológica y ocupacional.

Deja un comentario