Por fin los legisladores mexiquenses escucharon al pueblo (o quizás fue saber que en Edoméx se han cometido 25 robos diarios en el transporte público de enero a octubre,) y aprobaron por unanimidad reformas al Código Penal mexiquense a fin de que sea considerado como grave este delito. La medida impide que los criminales enfrenten el proceso en libertad.

Marco A. Rodríguez Soto
Toluca, México; 22 de noviembre de 2019. La Legislatura mexiquense escuchó una de las tantas demandas de los mexiquenses y determinaron aprobar “por unanimidad” reformas al artículo 9 del Código Penal del Estado de México a fin de que se clasifique como delito grave el robo al transporte público. La medida prohíbe a los criminales enfrentar el proceso en libertad.

El último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), actualizado el pasado 20 de noviembre, revela que de enero a octubre del año corriente se han cometido 4 mil 65 robos a transportistas, 788 casos de robo en transporte público individual (785 con violencia) y 7 mil 587 hurtos en transporte público colectivo; es decir, 25 delitos diariamente. Sólo 54 de estos delitos se efectuaron sin violencia, pues los 7 mil 533 emplearon este recurso para cometer los atracos.

Durante el primer cuatrimestre de 2019 se denunciaron en todo el país 6 mil 560 delitos de asalto en transporte público, de los cuales el 46.7% se cometieron en el Estado de México, es decir, 3 mil 47 crímenes. La cifra colocó al Edoméx en la posición número uno de todo el país en este ilícito.

La cifra no ha reducido a pesar de las medidas implementadas en las unidades de transporte. De acuerdo con la legisladora Rosa María Zetina González, de Morena, y quien propuso las reformas en el Código Penal mexiquense antes referidas, se han instalado sistemas de videovigilancia, botones de pánico y localización geosatelital a por lo menos mil unidades; sin embargo, cabe señalar que la medida fue reprobada por cientos de transportistas, lo que los llevo incluso a manifestarse en toda la entidad. En la capital mexiquense lo hicieron cientos a bordo de sus unidades con la leyenda de “No a la Gaceta del 20 de marzo”.

La numeralia delictiva enunciada con anterioridad representa únicamente los casos que han sido denunciados ante las autoridades procuradoras de justicia; no obstante la “cifra negra”, como es conocida a la cifra de ilícitos no denunciados, era hasta septiembre de 2019 –fecha del último reporte- del 93 por ciento. Según un informe de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) del Inegi, en 2018 se inició averiguación previa sólo del 6.8% del total de delitos, lo cual significa que en el 93.2% de los casos no hubo denuncia o no se inició dichas averiguaciones previas.

Deja un comentario