Toluca, México; 25 de octubre de 2019. Trabajadores de Farmacias San Pablo serían los responsables del envenenamiento de un árbol, en Paseo Colón de Toluca, ante la negativa del ayuntamiento local para el retiro del mismo, lo cual fue solicitado porque al parecer obstruye la visibilidad a su anuncio publicitario.

Derivado de una denuncia anónima, la cual reportaba el supuesto envenenamiento, la Dirección General de Medio Ambiente acudió al lugar para evaluar los daños. De acuerdo con la Dirección Jurídica e Inspección Ambiental de Toluca el procedimiento implica darle un periodo probatorio de cinco días hábiles al inspeccionado, para deslindarse de responsabilidades. Posteriormente, se elabora un acuerdo de inicio de procedimiento en que se otorgan 15 días hábiles más para realizar pruebas o análisis, a fin de comprobar si es o no infractor y si amerita sanción, misma que conforme a lo establecido en los artículos 107 fracción XV del Bando Municipal de Toluca y 2.263, fracción IV del Código para la Biodiversidad del Estado de México, de acreditarse su culpabilidad, los propietarios de la farmacia podrían ser sancionable con una multa de 100 a 3 mil veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que va de los 8 mil 449 a 253 mil 470 pesos, adicionalmente una compensación ambiental (reforestación) de 10 árboles de talla grande.

Deja un comentario