Marco A. Rodríguez

Ecatepec, México; 14 de octubre de 2019. Cada mes, el Poder Judicial del Estado de México (PJEM) recibe 4 mil solicitudes de divorcio, y los Centros de Convivencia Familiar son la instancia de encuentro para cuando los padres terminan la relación marital; sin embargo, estos espacios se veían rebasados en capacidad por lo que este lunes la institución inauguró otra sede en Ecatepec.

El nuevo lugar, de más de 4 mil metros cuadrados y una inversión de 75 millones de pesos, atenderá mensualmente a 3 mil 700 persona de 58 diversos municipios del Estado. Cuenta con cuneros, sala de lactancia, áreas de recepción, de encuentro, preescolar, salas de televisión, de convivencia para adolescente y preadolescente, cancha de futbol, juegos infantiles, así como salón de usos múltiples.

Los jueces competentes del Poder Judicial mexiquense son los encargados de decretar dos tipos de convivencias:

Las Familiares Supervisadas, cuya finalidad es que el menor de edad conviva con alguno de sus progenitores o con quien le asista el derecho de convivencia en las instalaciones de los Centros de Convivencia Familiar bajo la supervisión de un especialista, durante el plazo que se determine.

Y las de Familiares de Tránsito, desde la cual el Centro de Convivencia Familiar podrá registrar y supervisar la entrega de un menor por parte del padre, tutor o persona que ejerza la guarda y custodia a quien no la ejerce y que tiene derecho a la convivencia, así como vigilar y registrar el regreso del menor al custodio respectivo.

Deja un comentario