Toluca, México; 3 de septiembre de 2019. La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) ordenó el cese inmediato de actividades a dos servidores públicos adscritos a la Subdirección de Verificación y Vigilancia de la Subprocuraduría del Valle de México de esa dependencia por su presunta responsabilidad en actos de extorsión a los dueños de una mina en el municipio de Zumpango.

La información habría sido filtrada a través de una llamada telefónica anónima donde se delató que los hechos ocurrieron durante una visita de supervisión en una mina ubicada en el rancho María Guadalupe en la Delegación San Bartolo Cuautlalpan, en Zumpango Estado de México, donde tras realizar las actividades de inspección y vigilancia para verificar el cumplimiento de la legislación ambiental, estos funcionarios recibieron una cantidad de dinero por parte de los propietarios de la mina a fin de que no clausuraran el lugar pues carecía de las autorizaciones vigentes en materia de impacto ambiental.

Tras lo suxedido, Luis Eduardo Gómez García, titular de la Propaem, aseguró que en esta dependencia «no se tolerarán este tipo de actitudes»

Exhortó a la ciudadanía a denunciar actos de corrupción al respecto de este tipo de temas, al correo propaem.quejas@smagem.net para atención y seguimiento a estas conductas.

Mientras tanto – informó- los servidores públicos cesados serán puestos a disposición de las autoridades correspondientes quienes determinen su situación conforme a derecho.

Deja un comentario