Redacción VCV Noticias.

Toluca, México; 21 de agosto de 2019. El juez Víctor Octavio Luna Escobedo, de la sala 14 del juzgado en Materia Administrativa de la Ciudad de México, emitió dos amparos a activistas de la organización Mexicanos Unidos Contra la Delincuencia (MUCD) que les permite la posesión y uso lúdico de cinco gramos de cocaína. La medida es un parteaguas para el debate de la política de drogas en México.

La organización informó ayer que fue en mayo de este año cuando el juzgado les otorgó el amparo, que ahora deberá ser confirmado por un Tribunal Colegiado o por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en caso de que aquel recurra al arbitrio de los magistrados federales.

Los amparos ordenan a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) autorizar la posesión, transporte, empleo y uso de cocaína a los activistas en ámbitos privados, excluyendo todo acto de comercialización del producto. El fallo del juez, al que el portal Animal Político tuvo acceso, indica que las personas no deberán “conducir vehículos o emplear instrumentos peligrosos bajo los efectos de la sustancia”, inducir a que otros consuman, hacerlo en espacios públicos y acudir al trabajo bajo los efectos del narcótico.

El juez argumentó que la prohibición de la COFEPRIS vulnera el principio de la libre desarrollo de la personalidad contenida en el artículo 1 de la Constitución de México, sosteniendo que el veto del consumo es innecesario existiendo la regulación como medida para el control del uso de la sustancia; de tal suerte que “estas alternativas garantizan: por una parte, la salud y el bienestar social; y por otra, el deseo de los consumidores de ingerir cocaína”.

El Tribunal Colegiado será la institución que abordará el caso. Si lo ratifica la sentencia será firme, la COFEPRIS deberá otorgar permisos para el consumo a los dos activistas, y sería un precedente para futuros amparos que podrían generar jurisprudencia (conjunto de sentencias emitidas en un mismo sentido y que son unas de las fuentes del derecho en México); en caso de que el tribunal niegue la sentencia no habrá recurso de apelación. La instancia podría, en cualquier caso, turnar a la SCJN la última decisión.

La titular de MUCD, Lisa María Sánchez Ortega, informó en entrevista para Animal Político que si el tribunal ratifica la sentencia del juzgado el fallo sería un precedente en el mundo, pues no existe en otro país un recurso similar para el uso lúdico de la cocaína; sin embargo, indicó que la organización no pretende crear una jurisprudencia al respecto, masificar los amparos contra la COFEPRIS ni promover el consumo, sino abrir el debate en el escenario político para reconfigurar la estrategia de seguridad que se enfoca en el consumidor de estupefacientes, criminalizándolo, y deja fuera a los cárteles y las autoridades corruptas.

La estrategia del combate al narcotráfico implementada por el ex presidente Felipe Calderón en 2006 ha dejado alrededor de 250 mil 547 asesinatos, de acuerdo con datos del INEGI y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública consultados por RT. En el presente año suman 26 mil 29 los homicidios cometidos en el país.

El tráfico de cocaína es un negocio bastante redituable para los cárteles colombianos y mexicanos, que usan al primer país como productor y al segundo como puente (de paso bastante droga se queda en México) de enlace con el mercado de los Estados Unidos. La Armada de México decomisó de enero de 2018 a febrero de 2019 10.7 toneladas de cocaína; por su parte, la Guardia Costera del vecino del norte estima un incremento del 190 por ciento (de 945 toneladas en en 2014 a 2 mil 738 en 2017) la cantidad de droga que llega del sur. En el menudeo un gramo de cocaína cuesta entre 80 y 100 pesos.

La cocaína es un estimulante del sistema nervioso central cuya sustancia activa, el clorhidrato de cocaína, se extrae de la planta de la coca, cultivada en Perú, Bolivia y Colombia, principalmente. Para la comercialización los traficantes rebajan la droga con talco o azúcar; o bien con otras drogas menores como la procaína y las anfetaminas.

Su consumo provoca pérdida de contacto con la realidad, agudización de los estados de alerta, manía persecutoria, agitación motriz y sensación de felicidad; acelera el ritmo cardíaco, dilata las pupilas y provoca sudoración. Los efectos pueden durar entre cinco y 90 minutos. Informes de organizaciones estiman entre 100 mil y 500 mil millones de dólares el valor de la cocaína en el mercado negro y entre 18 y 22 millones de consumidores (en 2014), lo que la convierte en la segunda droga ilegal más usada en el mundo, después de la mariguana.

Deja un comentario