Redacción VCV Noticias.

Toluca, México; 14 de agosto de 2019. El Poder Legislativo del Estado de México analiza dos iniciativas presentadas por el gobernador Del Mazo: la primera referente a contratar nueva deuda pública con instituciones del sistema financiero mexicano por un monto de mil 900 millones de pesos; la segunda para que los ayuntamientos gestionen créditos hasta del 25 por ciento de los ingresos que reciban por el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) 2019, que será considerado como fuente de pago para empréstitos.

De acuerdo con la primera propuesta de Del Mazo, mil 266 millones 660 mil pesos se destinarían a fortalecer el sector de las comunicaciones de los municipios y a elevar la competitividad en la movilidad y la economía; otra cantidad (633 millones 340 mil pesos) serían destinados a fortalecer la infraestructura hidráulica y la obra pública.

El Ejecutivo plantea incluir en los presupuestos de egresos el pago de las obligaciones hasta su liquidación y que el dinero pueda ser ejercido en 2019 o 2020, según sea requerido. Para formalizar los préstamos solicita a la Cámara local que le autorice a la Secretaría de Finanzas la facultad de suscribir o modificar documentos, títulos de crédito, contratos, convenios, mecanismos, mandatos, instrucciones irrevocables de la SHCP o cualquier instrumento legal que le impidan llegar a un acuerdo con la banca.

La segunda minuta propone que para que los ayuntamientos puedan gestionar créditos será necesario la aprobación del Cabildo; el monto, de autorizarse, deberá ser destinado a obras, acciones básicas o inversiones que beneficien a la población en extrema pobreza o a localidades con alta marginación social para proporcionar o eficientar los servicios de agua potable, alcantarillado, drenaje, letrinas, urbanización, electrificación rural y de colonias pobres, infraestructura básica del sector salud y educativo, mejoramiento de vivienda y mantenimiento de infraestructura.

Los municipios podrían contratar los créditos a más tardar el 20 de septiembre de 2020 y deberán pagar la deuda el 31 de diciembre del 2021. Cada alcaldía contará con la facultad de establecer las condiciones del empréstito, a excepción de la tasa fija.

La iniciativa también contempla que se le permita al estado crear un fideicomiso en donde los municipios otorgarán el 25 por ciento de los ingresos que les correspondan por concepto del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal con el fin de cubrir los compromisos derivados de las obligaciones que contraten.

La deuda pública del Estado de México ascendía a 39 mil 968 millones 813 mil pesos el 31 de diciembre del año pasado. El gobierno contrató en el primer trimestre de este año mil 212 millones 337 mil 998 pesos, de esa cantidad 959 millones 353 mil 692 fueron destinados a las amortizaciones. El saldo al 19 de marzo era un déficit de 40 mil 221 millones 797 mil 305 millones de pesos con la banca.

Deja un comentario