Redacción VCV Noticias.

Toluca, México; 7 de agosto de 2019. Los diputados José Antonio García García y Brenda Escamilla  Sámano, de la bancada del PAN en la Legislatura estatal, han propuesto tipificar el robo en transporte público como delito grave que amerite condenas de 12 a 18 años de prisión a quien infrinja la ley.

La iniciativa fue propuesta ayer ante el pleno cameral, en los trabajos del tercer periodo ordinario de sesiones del Poder Legislativo mexiquense. La minuta plantea reformas a los artículos 9 y 290 del Código Penal de la entidad.

El Estado de México es la entidad más insegura del país y aquí se cometen más atracos en transporte público colectivo y privado. Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que hasta junio se han perpetrado 4 mil 769 robos en camiones (10 por ciento más que en 2018) y 481 en taxis (cantidad 8.8 por ciento mayor que el año pasado).

Si la tendencia actual de incidencia delictiva fuese igual que la de los primeros seis meses en el segundo semestre de 2019, el año cerraría con 9 mil 538 asaltos en camiones, cantidad que representaría 5 por ciento más que los robos cometidos en 2018, cuando se consumaron en total 9 mil 77 hurtos en transporte público colectivo.

La percepción de inseguridad entre los habitantes del estado es alta, a pesar de los datos proporcionados por el gobernador Alfredo del Mazo el pasado lunes, cuando presentó avances de la estrategia de seguridad en la entidad desde en su gestión. Sus informes indican que hubo una reducción del 9 por ciento en los homicidios dolosos y 11 por ciento al robo de vehículos respecto al año pasado; sin embargo, el lastre de su administración es la inseguridad en el transporte: 11 por ciento ha aumentado la incidencia de este delito (4 mil 292 robos en 2018; 4 mil 769 en el presente año).

El problema se ha agudizado desde que los grupos de trasiego de droga, que se disputan el vasto mercado del Estado de México, han comenzado a cobrar derecho de piso a los transportistas, problema que se presente mayormente en las líneas del oriente de la entidad.

La situación ha obligado a que el gobierno federal haya destinado elementos de seguridad en todo el estado; 3 mil 500 agentes de la Federación, de los cuales mil 300 son de la Guardia Nacional, vigilan los puntos más conflictos de la entidad. Pero hasta ahora, todas las fuerzas del orden público, municipales, estatales y federales, se han mostrado incompetentes para disminuir el el principal problema de inseguridad en el Edoméx.

La iniciativa, a la que se sumaron los diputados Alfredo González González y Azucena Cisneros Coos, de Morena, se turnó a las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales, de Procuración y Administración de Justicia y de Seguridad Pública y Tránsito para su dictamen.

Deja un comentario