Redacción VcV

Toluca, México; 6 de agosto de 2019.

Aunque la obra del tren interurbano México-Toluca requiere de 30 mil millones de pesos adicionales para terminarse, no se abandonará y un nuevo plazo, esta vez de tres años, se le ha dado al proyecto para poder ser concluido.

Según la Federación, la que sería la magna obra del sexenio de Enrique Peña Nieto y que ha enfrentado todo tipo de obstáculos, desde sobreprecios hasta inconformidad de comunidades por donde pasa el trazo del tren, se terminará a pesar de todo y en voz del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, se anunció otra obra, el tren ligero que recorrerá el tramo de Chalco y La Paz, en el valle de México, para lo cual ya se coordina una agenda con el gobierno del Estado de México.

El tren interurbano tiene un sobre precio de 60 mil millones de pesos, lo cual excede tres veces el costo pactado cuando se firmaron los primeros contratos para su construcción. Hoy, la nueva fecha para el inicio de actividades es el año 2022, pues el año entrante se concluirán los tramos de Santa Fe y en 2021 se concluirán las obras de Observatorio, en la Ciudad de México, que incluyen la unión entre las líneas Uno y Doce del Metro, que confluirán en la terminal de autobuses y precisamente el tren. Las obras en Toluca y Zinacantepec, en un gran parte del trayecto que sigue el tren, paralelo a la avenida Las Torres, lucen abandonadas y apenas algunos trabajadores atienden algunos trabajos. Es, sin embargo, el trecho más avanzado de la obra, que en el sector de Santa Fe, en la Ciudad de México, no presentan mayor avance.

Deja un comentario