Miguel Alvarado

Toluca, México; 24 de julio de 2019. Para el primer semestre de 2019, la tasa de homicidios en el Estado de México fue de 7.6 casos por cada 100 mil habitantes, según datos de la organización civil Semáforo Delictivo, que además señala que los delitos de alto impacto que afectan a la entidad son el homicidio, el secuestro, la extorsión y el robo de autos.

En la clasificación que realiza Semáforo Delictivo, la entidad mexiquense se encuentra dentro del grupo de entidades afectadas por 4 o 5 delitos, que la ubican como violenta, pero sin llegar todavía a “muy violenta”, una zona en donde se ubican Colima, Tabasco, Morelos, Zacatecas, Quintana Roo, Querétaro, Baja California y Aguascalientes.

La tasa media nacional de homicidios es de once, por lo que en este rubro el Edoméx se clasifica en un área “verde”, que significa números aceptables, no así entidades como Colima, el primer lugar, que tiene 42 por cada 100 mil o Baja California, que tiene 35 por cada 100 mil. Sin embargo, el Estado de México está en primer lugar en el rubor de mayor incidencia de homicidios, con 9 por ciento, empatado con Baja California y Guanajuato.

También el Edoméx tiene una tasa de 0.6 por cada 100 mil habitantes en el rubro de secuestro, empatado con Tamaulipas e Hidalgo, y el noveno más alto del país. Veracruz es el primer lugar nacional con una tasa de 2.2. Por otro lado, la tasa de extorsión para la entidad es de 5.6, la séptima más alta de México. En cuestión de robo de vehículos, la entidad es el segundo lugar nacional, con una tasa de 143, solo por debajo de Baja California, que ocupa el primer lugar.

El aumento de los homicidios en México coincide, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, con la implementación del Plan Mérida, un proyecto de ayuda militar norteamericana a México, país al que dotan de recursos y equipamiento para luchar contra la delincuencia organizada transnacional desde 2008. Así, en una década las cifras fueron a la baja, cuando en 1997 se registraron 16 mil 866 homicidios y en 2007 había 10 mil 253. Un año más tarde, los asesinatos al año subían a 13 mil 155 y diez años después esa cifra llegaba 25 mil 339. El año pasado, 2018, se registraron 28 mil 816 homicidios. Este año, con un gobierno de izquierda, hay 17 mil 608 homicidios registrados, un récord histórico en lo que se refiere a los primeros semestres. Si la tendencia continúa por el mismo camino, el cierre de 2019 se prevé sea de más de 35 mil asesinatos, otro récord para México.

También los registros para las ejecuciones atribuidas al crimen organizado se dispararon al implementarse el Plan Mérida, pues en 2007 fueron 2 mil 828, pero a partir del siguiente año subieron hasta alcanzar 22 mil 365 ejecuciones el año pasado.

Deja un comentario