Toluca, México; 3 de julio de 2019. Trabajadores de la Secretaría de Seguridad del Estado de México exigieron al gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo, la destitución de la titular de esa dependencia, Maribel Cervantes Guerrero y del subsecretario Sergio Hernando Chávez “por sus políticas que afectan a nuestras familias y a la sociedad”.

Lo anterior lo manifestaron en una carta abierta dirigida a Del Mazo, a Cervantes y a Chávez, en la que también externan su apoyo a los paros convocados por policías federales, a realizarse el 4 de julio, así como a las protestas que comenzaron hoy en repudio a la integración de la Guardia Nacional, a la cual los obligan a unirse sin que ellos estén de acuerdo.

El llamado de los policías estatales propone que las diversas policías de México se unan y defiendan los derechos de las distintas corporaciones. Por lo pronto, esta mañana elementos de la Gendarmería de la base de San Juanico bloquearon un tramo de la autopista México-Pachuca en protesta por haber sido enviados a la Guardia Nacional sin aviso previo.

Por su lado, la División de Fuerzas Federales – a cuyos elementos también se les obligó a emigrar a la Guardia Nacional- emitió una convocatoria para realizar un paro nacional mañana jueves a las 9 de la mañana. El comunicado dice que fueron notificados para presentarse a realizar evaluaciones para la Guardia Nacional en las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional sin estar de acuerdo. Calificaron de equivocada la conformación de esa institución y tacharon de desacertada a la «Cuarta Transformación» encabezada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pues su política “ha sido violatoria de derechos humanos y laborales para los policías federales que la integran, debido a que no se han establecido las bases para la seguridad social, médica, ni mucho menos de salarios que percibirá el personal que la integra”.

Los inconformes convocaron a todos los integrantes de la Policía Federal para que se sumen al paro nacional, que tendrá como acción de protesta no salir a patrullar ni realizar servicios administrativos “o cualquier servicio inherente a la PF (…) Consideremos que están de por medio no sólo nuestros derechos, sino también los intereses de nuestras familias, ya que muchos de nosotros somos jefes de familia y es nuestra obligación y exigir lo que por derecho nos corresponde”.

Deja un comentario