Redacción VCV Noticias.

Toluca, México; 22 de mayo de 2019. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), retendrá los impuestos al valor agregado (IVA) y el impuesto sobre la renta (ISR) a todos los trabajadores de plataformas digitales de servicios de transporte privado, como Uber, Cabify, Bolt, Beat, Cornershop, Sin Delantal, Rappi y Uber Eats en el país. El cobro del impuesto se realizará a partir del mes de junio de este año.

La tasa de retención será del 8 por ciento respecto a la ganancia neta del conductor, y entre el 3 y el 9 por ciento del impuesto sobre la renta. De acuerdo con la titular del SAT, Margarita Ríos-Farjat, el universo de conductores a los que se les retendrán impuestos es de 800 mil conductores y repartidores de comida. Las empresas del servicio de transporte privado y de entrega de comida serán las que retendrán los impuestos de los conductores.

No obstante que los titulares del SAT y de Hacienda no poseen un estimado del dinero que será recaudado, en días pasados Arturo Herrera, subsecretario de SHCP, informó que datos del INEGI indican que la economía digital representa el 5 por ciento del PIB del país. Por su parte, Ríos-Farjat dijo que en todo México existen 8.3 millones de suscriptores a estas plataformas digitales.

De acuerdo con Víctor Díaz Infante, director fiscal de Uber México en una entrevista para El Financiero, será la empresa la que realice la declaración mensual de los socios, y éstos sólo se encargarán de hacer la anual. La variación en el cobro del ISR dependerán de las percepciones económicas de los conductores y del régimen fiscal al que estén incorporados.

De acuerdo con los cálculos del SAT, el monto más bajo del ISR (3 por ciento) se cobrará a los conductores que perciban 25 mil pesos al mes; 4 por ciento a aquellos que ganen 35 mil; 5 por ciento a los que ganen 50 mil y 9 por ciento a los conductores cuyo ingreso sea mayor a 50 mil pesos mensuales. Los beneficios más importantes para los conductores, de acuerdo con las autoridades hacendarias, será su incorporación al IMSS, cotizaciones al INFONAVIT y acceso a créditos hipotecarios.

Fuera de la disposición quedaron las empresas Didi y Postmates, cuyos titulares analizan la disposición del Hacienda para incorporarse a esta nueva modalidad de tributación.

Hacienda planea incorporar al sistema tributario a diversas aplicaciones digitales, entre ellas a Airbnb y Booking (turismo), Netflix y Spotify (streaming), Facebook y Twitter (redes sociales), aunque aún no tienen claro la forma en la que se gravará a estas empresas.

Deja un comentario