Toluca, México; 21 de abril de 2019. Son 160 las pinturas que componen la exposición temporal “Leopoldo Flores, Hombre Universal” que se encuentra en exhibición en el remodelado recinto del Museo de Bellas Artes de Toluca, a un costado del Templo de Nuestra Señora del Carmen de la capital mexiquense.

El inmueble actual es parte del ex Convento de los Carmelitas Descalzos, orden religiosa que pisó suelo novohispano en septiembre de 1585, como parte de la voluntad de la Iglesia de evangelizar a los habitantes del Nuevo Mundo.

Los primeros 11 carmelitas, al frente de Fray Juan de la Madre de Dios, llegaron a la Ciudad de México en noviembre del mismo año. Su primera fundación fue la ermita de Thumatlán (Atzacualco), cedida por los franciscanos; posteriormente fundaron en Toluca un convento en 1698, con la advocación de Nuestra Señora de la Concepción.

En 1945 el gobierno del Estado de México inauguró el Museo de Bellas Artes en una parte del ex Convento, en donde también se encuentra la Iglesia del Carmen y la secundaria Miguel Hidalgo, en el centro de Toluca.

Posee el recinto ocho salas, seis permanentes y dos temporales; el acceso es una bóveda de arco bajo de medio punto, característico de los conventos de la Nueva España del siglo XVII. El patio central es un claustro de 361 metro cuadrados.

El inmueble ya había sido restaurado en 2002 para habilitar el espacio que resguardó objetos dedicados al Divino Rostro, representaciones hagiográficas de la época colonial, un Cristo de marfil traído del Lejano Oriente por la Nao de China, y artefactos del ambiente carmelita del siglo XVIII.

Esta última restauración de la que fue objeto el museo consistió en la rehabilitación de la iluminación del lugar, el recubrimiento con pintura blanca de paredes, bóvedas y pilares, y el cambio del guion museográfico; la temática de arte novohispano dará pauta a arte contemporáneo y exposiciones temporales.

Así, la primer muestra temporal se conforma por 160 producciones artísticas de Leopoldo Flores, tanto de colecciones públicas como privadas y familiares, que estarán en exhibición de manera gratuita hasta el 11 de agosto, fecha en la que será trasladada la exposición al Centro Cultural Mexiquense Bicentenario en Texcoco.

Deja un comentario