Marco A. Rodríguez.

Toluca, México; 18 de abril de 2019. El 74 por ciento de los mexicanos mayores de edad se sienten inseguros en el país, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el Inegi, medición que considera diversos aspectos de seguridad pública: sensación de inseguridad por temor al delito; expectativa social sobre la tendencia del delito; atestiguamiento de conductas delictivas; cambios de rutinas o hábitos por temor a ser víctima del delito; percepción del desempeño de las policías de los tres niveles, el Ejército y la Marina; sensación de inseguridad en lugares físicos específicos como transporte público y bancos, entre otros.

La encuesta del Inegi, dada a conocer el 17 de abril de este año, muestra las ciudades con mayor percepción de inseguridad a nivel nacional: Tapachula, Villahermosa, Cancún, Reynosa, Coatzacoalcos y Ecatepec de Morelos, con 96, 95.2, 93.3, 92.8, 92.6 y 92 por ciento, respectivamente, mientras que del Estado de México aparecen Ecatepec, Tlalnepantla, Naucalpan, Toluca y Ciudad Nezahualcóyotl con 92, 88.7, 88.6, 84.5 y 77.8 por ciento, respectivamente.

Un reporte de VcV Noticias revela que el primer trimestre del gobierno obradorista ha sido el más violento de los últimos cuatro sexenios, al registrar 13 mil asesinatos acumulados según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Estos delitos corresponden únicamente a los denunciados ante instituciones de seguridad; no obstante la cifra negra (o casos no denunciados) es mucho mayor de referida en el SESNSP.

Un artículo del portal Animal Político apunta que únicamente 7 de cada 100 personas denuncian un delito (https://bit.ly/2JtPGQN), es decir, el 93.5% de los casos no son reportados ya sea por ignorancia o desconfianza en las instituciones del país tomando en cuenta que México ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en impunidad mientras que el Estado de México el primero a nivel nacional, según el índice Global de Impunidad México 2018. (https://bit.ly/2uesyeM)

La semana pasada el presidente López Obrador tuvo una disputa con el periodista Jorge Ramos cuando éste evidenció las cifras de homicidios durante el primer trimestre de su mandato. Obrador, en su defensa, aseguró poseer cifras distintas a las del propio Secretariado, órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación.

Hasta ahora las estrategias del gobierno en turno, tanto estatal como federal, no han sido las adecuadas para cumplir con las promesas de campaña que aseguran reducir los índices delictivos apenas lleguen al poder y, en el caso del gobierno federal, disolver la corrupción.

La desconfianza de los mexicanos y su temor a vivir en el país se hacen más grandes conforme transcurren las semanas. Las palabras de los gobernantes se pierden entre cifras rojas que sólo quedan en papeles dentro del archivero burocrático. El miedo inmóvil ahí está, permanece. La fe del pueblo se escurre y, sin embargo, perdura. El país clama por tregua.

Deja un comentario