Víctor Corrales

El Centro Dinámico Pegaso fue sede el pasado 6 de abril de la séptima edición del festival Ceremonia, uno de los eventos más importantes de la escena electrónica y alternativa en México. Su atractivo cartel estuvo liderado por Massive Attack  y AphexTwins, ambos del Reino Unido; la española Rosalía; Pussy Riot de Rusia; el brasileño Pablo Vittar; Denzel Curry de los Estados Unidos y los mexicanos CLUBZ, entre otros artistas.

Como en otros años, el festival se nutrió principalmente de artistas de la escena electrónica, aunque proyectos de hip-hop, rock, worldmusic tuvieron lugar y recibieron buenas opiniones de los asistentes. Múltiples propuestas de distintas partes del mundo se presentaron en el recinto de la ciudad de Toluca proponiendo la inclusión, la igualdad y el respeto de distintos puntos de vista a través de la música. Más allá de la idea de los organizadores, el festival se llevó a cabo con una profunda aceptación a los llamados por el aborto legal, el respeto a los derechos de la comunidad LGBTTTI, así como las distintas posiciones políticas de los artistas.

El talento del festival inició a las 15:00 horas. Kuro Deko, TessaIa y AQUIHAYYAAQUIHAY empezaron desde distintos puntos del autódromo buscando emocionar a un público expectante de buena música y un gran ambiente.

CLUBZ se presentó en la Carpa Absolut cerca de las 17:00. Con un gran apoyo, los asistentes al performance de esta banda de synthpop corearon varias de las canciones que han recibido gran aceptación en festivales de todo México. Afrika, Popscuro, Palmeras o Nagano sonaron en el recinto y fueron ovacionadas por gran parte del público.

Desde Brasil, Pablo Vittar inició en el Ceremonia GNP una serie de presentaciones fuera de su país. Su repertorio destacó por el uso de distintos ritmos brasileños con la participación de productores de fama internacional como Major Lazer y Diplo. Una presentación llena de orgullo, festividad y hasta un cover de RBD.

Denzel Curry subió el escenario para presentar su más reciente disco, Ta13oo. Canciones como Clout Cobain, Black Ballons o Ultimateestuvieron en su repertorio, además de las versiones a clásicos como ChopSuey! de System of a Down y Bulls on Parade de Rage Against the Machine.

Casi al mismo tiempo el colectivo ruso Pussy Riot hizo una presentación de sus canciones como Organs, MakeAmerica Great Again y Police State en el Escenario Corona. Más cercano al performance y al happening, estas rusas se valieron de todos los medios posibles para comunicar su mensaje. La defensa del feminismo, la lucha por libertades básicas en  Rusia  y su crítica hacia el conservadurismo fueron los temas que abordaron en una exhibición llena de beats y actitud DIY (hazlo tú mismo, por sus siglas en inglés). 

Globales -el uso del pañuelo verde representando la lucha por la legalización del aborto, su estética “industrial” presentando un retrato de la  sociedad actual, la traducción al inglés de sus letras en ruso-, decidieron usar a una portavoz del colectivo en México (@wendy_moira) para dar un posicionamiento acerca de la actual situación del país.

La productora y DJ de Monterrey, Debit, acompañó su set de casi una hora en la Carpa Traición (espacio dispuesto para celebrar la diversidad en el festival),  con la presentación de distintas Drag Queens, mostrando de ese modo su apoyo por la  comunidad LBGTQ.

Un espacio para la psicodelia surgió cuando cerca de las 20:00 horas, ya en la oscuridad de la noche, se presentó  Khruangbin en el escenario Vivir es Increíble. Para esta banda de músicos surgidos en Houston, Texas, el concierto los hizo conectar con un público que entendía algunas de sus canciones en español llenas de rock, soul, psicodelia y sensualidad que pusieron a gozar a los asistentes.

En el mismo escenario, Rosalía se mostró muy emocionada al presentar las canciones de su disco del 2018 El Mal Querer. La catalana contó con el apoyo en el escenario de Pablo Díaz-Reixa Díaz, más conocido como El Güincho. Junto con él y un grupo de bailarinas y coristas, la cantante conquistó a los espectadores con sus ritmos influenciados por el flamenco y reinterpretados con ritmos tan variados como el reguetón, trap y distintas expresiones del pop actual.

Alrededor de las 22:35 Massive Attack inició su presentación e hizo descansar a varios escépticos sobre su visita a México. Desde febrero la presentación de la banda de trip hop generó cierta polémica; primero por la cancelación de distintas fechas en Estados Unidos y Canadá; después por el setlist  que tocarían la esta noche. Mientras se habían creado rumores acerca de la presentación completa del disco Mezzanine como parte de su gira XX1, finalmente la banda eligió una serie de sus grandes éxitos con un espectáculo multimedia que sirvió como una declaratoria política y a la vez un espectáculo interesante, con influencias a shows de bandas como NIN o U2.

En esta presentación asistieron importantes y reconocidos colaboradores de la banda, como el cantante de reggae Horace Andy; Elizabeth Fraser, vocalista de la legendaria banda Cocteau Twins, así como Young Fathers y Deborah Miller.

El festival continuó en el Escenario Corona con la presencia del DJ experimental Richard David James, conocido por su seudónimo Aphex Twin, quien se presentó por primera vez en México. Beats auténticamente contagiosos y una actitud que resuena mucho a punk este personaje llevó la electrónica a espacios aun innovadores. En un espectáculo lleno de luces, este DJ corroboró la fama que ostenta desde la década de los noventa.

El festival terminó sus presentaciones con la presentación de The Blaze que despidió al público del festival Ceremonia GNP 2019 con la promesa demás  música para el 2020.

Deja un comentario