Elpidio Hernández Villanueva 

Imagen: Brenda Cano

Toluca, México; 9 de abril de 2019. La lucha por la participación política de la mujer no ha sido fácil en el Estado de México, antes de 2015 su presencia en alcaldías o curules locales era prácticamente inexistente, prueba de ello es que, en 2009, de los 75 diputados que había en la Cámara local sólo diez eran mujeres, apenas el 13 por ciento de los espacios; tres años después, en 2012, el número se elevó a sólo once curules para ellas.

Presente la disparidad en el entorno político mexiquense, en los últimos años el Instituto Electoral del Estado de México ha obligado a los partidos políticos a garantizar la equidad de género en las candidaturas y hoy la presencia de ellas en las curules de la LX Legislatura estatal es la misma que la de los hombres. Ellas tienen 37 espacios en la Cámara local, mientras que ellos tienen 38, así lo da a conocer un documento del Observatorio de Participación Política de las Mujeres en el Estado de México.

La presencia de las mujeres en los cargos de toma de decisiones alcanzó en 2018 el umbral de paridad de género; el mismo documento detalla que hoy las mujeres dominan los cabildos, pues actualmente hay 680 regidoras y sólo 663 regidores.

Ellas también dominan las sindicaturas de los municipios mexiquenses pues en esta administración hay 93 mujeres en esa posición y sólo 46 hombres.

Donde las mujeres son minoría es en las alcaldías, en donde actualmente en el Estado de México hay 39 presidentas municipales por 86 hombres en esa posición.

Así, en los ayuntamientos mexiquenses hay actualmente 812 mujeres y 795 hombres, entre alcaldes, síndicos y regidores.

Donde las mujeres han tenido las puertas prácticamente cerradas en los cargos de primer nivel  en las administraciones de los últimos tres gobernadores: Enrique Peña Nieto, Eruviel Ávila y Alfredo del Mazo.

Enrique Peña Nieto arrancó su administración como gobernador del Estado de México con cuatro mujeres en su gabinete: María Elena Barrera Tapia en Salud, Marcela Velasco en Desarrollo Urbano, Laura Barrera en Turismo y Mireilli Rocatti en Medio Ambiente, aunque ella sólo duró en el cargo menos de seis meses. A pesar de que arrancó con cuatro mujeres solo dos permanecieron en el cargo hasta el final de su gestión.

Eruviel Ávila Villegas arrancó su administración con dos mujeres incrustadas en el gabinete, se trató de Laura Barrera en la Secretaría de Turismo y Elizabeth Vilches Pérez en Desarrollo Social.

Alfredo del Mazo Maza también relegó la equidad de género también. Al arranque de su administración solo reservó 5 de los 18 espacios para las mujeres, el resto fue ocupado por hombres. Ana Lorena Marín ocupó la Secretaría de Turismo, Maribel Cervantes Guerrero la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, Mercedes Colín la Secretaría del Trabajo, Alejandra del Moral la Secretaría de Desarrollo Económico y Marcela González Salas la Secretaría de Cultura, situación que contrastó con el eslogan de su campaña, donde se identificó como el gobernador de las mujeres y de que ellas le dieron el triunfo sobre la morenista Delfina Gómez.

Deja un comentario