Toluca, México; 6 de abril de 2019. Mientras la Dirección de Seguridad Pública de Toluca inició hoy el operativo “Recuperación de Espacio Público”, cuya finalidad es regular el comercio y recuperar los espacios públicos del ambulantaje, vendedores ambulantes han utilizado la acera y el carril de baja velocidad de la avenida Santos Degollado para colocar sus productos, obstruyendo el paso peatonal y la circulación de vehículos en la zona.

La administración municipal retiró el pasado 5 de febrero a comerciantes ubicados en las inmediaciones de la Terminal, acción que fue criticada por la organización Ernesto Guevara y FAOS, ambas del gremio ambulante; sin embargo la ley ha sido más laxa con vendedores ubicados en la Plaza Ángel María Garibay, adscritos a la CONASOC, cuya lideresa, Esmeralda de Luna Sánchez, quien compitió por un puesto de elección popular las pasadas elecciones, respaldó el retiro de los ambulantes de la central de autobuses y del mercado de Palmillas.

El secretario de Ayuntamiento de Toluca, Ricardo Moreno Bastida, informó en días pasados que el gobierno municipal no ha otorgado permisos a vendedores ambulantes para que ejerzan el comercio en el primer cuadro, por lo que la reinstalación de algunos en las calles centrales viola el Bando Municipal de Toluca que prohíbe el ambulantaje. No obstante, el comercio ilegal sigue latente y constituye un problema de movilidad para los habitantes de la capital mexiquense.

Deja un comentario