Miguel Alvarado

Toluca, México; 7 de marzo de 2019. El asesinato del empresario Benjamín Alejandro Pliego todavía está sin aclarar y algunas versiones acerca del hecho han circulado. Dos días después de los sucesos, todavía no hay indicios acerca de quién mató a Pliego ni las razones para hacerlo.

Fuentes extraoficiales de la Fiscalía del Edoméx (FGJEM) apuntan que la mañana del 5 de febrero una mujer se presentó en el domicilio del hoy occiso, quien vivía en la planta alta del edificio que alberga el Instituto Harvard, en el número 217, esquina con Instituto Literario de la calle de Aldama, en el centro de Toluca. La mujer, tras discutir con Pliego acaloradamente, sacó un arma de fuego y disparó contra él seis ocasiones. Dos disparos lo rozaron, tres de ellos hicieron impacto en el pecho y uno más hizo blanco en la cabeza.

El cuerpo del hombre quedó tendido en el domicilio referido mientras la mujer abordaba un auto y escapaba del lugar. En la escena había al menos dos personas más, un hombre y una mujer. El hombre, quien habría abierto a la presunta asesina, escapó escaleras arriba al desatarse los balazos, buscando refugio, mientras que la mujer fue escoltada cuando llegó la policía, para que rindiera declaración. Según un parte policiaco publicado el día de los hechos, la supuesta testigo responde al nombre de María Valencia Hernández, de aproximadamente 35 años, y se habría identificado como pareja sentimental del empresario. Ese mismo parte la describía como responsable del hecho.

La policía pudo localizar el domicilio de la verdadera asesina, también en el centro de la ciudad, pero sus familiares aseguraron que no sabían nada de ella. Hasta la fecha, permanece en calidad de prófuga. Otras versiones complementan que María estaba escondida en un clóset y que los hechos ocurrieron cerca de las 8:30, en el tercer piso de aquel lugar. Según medios locales, en el domicilio se encontraron algunas armas de fuego.

Oficialmente, las autoridades no han emitido ninguna información sobre la muerte de Pliego, quien era un reconocido empresario local. Era hermano del presidente de la Asociación Civil Red Acción Ambiente, Pedro Pliego Castil, propietario también de la Hacienda Tejalpa, en donde se filmaron algunas temporadas del reallity de Televisa conocido como Big Brother.
Un reportaje de la reportera local Violeta Huerta dice que los Pliego Castil sostienen una controversia con ejidatarios de San Juan Juan de las Huertas por tierras en el Nevado de Toluca.

Deja un comentario