Marco A. Rodríguez Soto

Toluca, México; 22 de febrero de 2018. Durante enero del presente año se cometieron 66 mil 205 robos en el país; es decir, 2 mil 135 diarios. De esta cifra, 17 mil 578 corresponden a robos vehiculares y 10 mil 229 a negocios. Con estos datos, obtenidos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el país registra las cifras delictivas más elevadas del último año.

En diciembre de 2018, mes en que asumió la presidencia Andrés Manuel López Obrador, se perpetraron 61 mil 728 robos; sin embargo, no fue el único delito que incrementó en incidencia para enero de 2019.

Los homicidios, lesiones y robos, por mencionar sólo algunos crímenes, han repuntado en la presente administración federal, a pesar de que Obrador ha dicho en repetidas ocasiones que reduciría la incidencia delictiva en el país hasta en un 50 por ciento en los primeros días de su gobierno. (https://bit.ly/2Siywog).

En noviembre de 2018, último mes de gobierno del expresidente Peña Nieto, se contabilizaron 3 mil 570 homicidios (2 mil 337 dolosos y mil 233 culposos). En diciembre del mismo año la cifra pasó a 3 mil 861 casos y 3 mil 660 para enero de 2019.

Las lesiones también crecieron en el país pasando de 14 mil 108 en diciembre a 14 mil 408 y 14 mil 136 casos en diciembre y enero, respectivamente; sin embargo, el ilícito más cometido en México es el robo: en diciembre del año pasado se abrieron 61 mil 728 carpetas de investigación y 66 mil 205 en enero. 

López Obrador se jacta de lograr considerablemente la reducción del robo de combustible en el país; no obstante, su “plan contra el huachicoleo”, como le gusta llamar a esta actividad, ha distraído su atención del robo de autos y a negocio que son, hasta el momento, los ilícitos con mayor incidencia en el país.

En diciembre del año pasado hubo 17 mil 367 casos de robo vehicular y 17 mil 578 en enero, mientras que el robo a negocios registra 9 mil 310 y 10 mil 229 casos respectivamente.

Otro crimen que se elevó es el secuestro, con 140 casos durante enero del año en curso, a pesar de que el gobierno obradorista presentara la Comisión Nacional de Búsqueda encabezada por el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Alejandro Encinas, y cuyo presupuesto para 2019 es de más de 400 millones de pesos; y el Plan de Implementación de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y Sistema Nacional de Búsqueda. (https://bit.ly/2BQnbGN).

En este tenor el pasado jueves, con 127 votos a favor y ninguno en contra ni abstenciones, el Senado de la República dio luz verde al proyecto de la Guardia Nacional propuesto por el presidente. De acuerdo con un reporte del rotativo Excélsior, la unanimidad fue posible dado que Morena estableció principalmente que el mando de la Guardia Nacional será de carácter civil y no militar tomando la responsabilidad de operación la Secretaría de Seguridad Pública así como Protección Ciudadana.

Cabe señalar que para que ésta comience a operar se necesita de la aprobación de al menos 17 de los 32 congresos locales; no obstante, con todo y su pase en la Cámara Alta, el temor por la militarización del país se hace latente aunado al incremento de los índices delictivos. (https://bit.ly/2GWcYfb).

Deja un comentario